Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

26 de Julio

Abel, Harry, la Granjita… y los 55 años de un museo

FOTO GRANJITA SIBONEY 1Dos historias tiene la Granjita Siboney: una,  cuando sirvió como campamento a la Generación del Centenario con Fidel Castro a la cabeza, y punto de partida hacia el Cuartel Moncada aquel memorable 26 de julio de 1953; la otra, después del triunfo de la Revolución, al convertirse en sitio sagrado, para jamás dejar morir el ejemplo  de tantos mártires y héroes de la Patria.

A 13 kilómetros y medio de Santiago de Cuba, por la carretera que une a la urbe con el balneario de Siboney, la Granjita es desde el 23 de julio de 1965, uno de los museos santiagueros más recurridos, porque allí iniciaron los cubanos la última etapa de lucha hacia la verdadera independencia y libertad.

Cincuenta y cinco años cumple la institución en condición de museo, y lo festeja su colectivo, en medio de la celebración también del 505. aniversario de la fundación de la villa de Santiago de Cuba.

FOTO GRANJITA SIBONEY 2Pero 58 años atrás, en 1962, en el embrión de lo que sería la mundialmente conocida Granjita Siboney casi todo se revolucionaba al ritmo de los nuevos tiempos de libertad.

Y Harry González, campesino de monte adentro, a solicitud de Arturo Duque de Estrada, se veía precisado a dejar a un lado el surco y sus animales de la finca colindante, para convertirse en el primer historiador y guía para atender las visitas que comenzaban a frecuentar el lugar.

Méritos le sobraban a Harry: si bien era un lince ordeñando vacas,  también conocía al dedillo la Granjita, su historia, y su entorno, en el lindero con la finca familiar denominada La Fortuna. Y el hombre en verdad tuvo la fortuna de conocer a aquellos jóvenes tan simpáticos y amigables, “criadores de pollos”, a quienes les vendían leche y carbón. Así trabó amistad con Abel Santamaría, Haydée, Melba, Renato Guitart, Elpidio Sosa… Claro, el campesino igual que los otros del lugar, no sabía nada. Pero después de la mañana de la Santa Ana sí supieron y ayudaron en lo posible a los revolucionarios que retornaron a Siboney.

Vuelan otra vez los recuerdos a los días precedentes al 26 de julio del 53; dice Harry que Abel tomaba más leche que un ternero; les compraban cuatro botellas todas las mañanas, pero el joven revolucionario iba con un vaso blanco con lunares rojo y azul para tomar directo del ordeño.

También, recuerda que fue Renato quien excavó en los ladrillos del pozo para incrustar la cruceta donde descansaría la tina con tierra para esconder las armas. Luego de la acción del Moncada, los guardias rurales del puesto de La Estrella, registraron la Granjita, hurgaron en el pozo, y le regalaron la tina a la madre de Harry, quien la conservó y al triunfo de la insurrección, la donó junto con un grupo de balitas marca U. La tina que está allí es la original.

MÁS DE MEDIO SIGLO DESPUÉS

Dayana del Toro Guerra es la directora del Museo Granjita Siboney y con ella laboran allí una especialista principal, cuatro museólogos especialistas, una veladora, una recepcionista recaudadora, una auxiliar general y dos jardineros. De los fundadores ya no hay ninguno en activo; el más cercano de aquellos tiempos es Harry, que sigue viviendo a pocos metros de la institución, en una vivienda que le mandó a construir el Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque para sustituir el bohío.

FOTO GRANJITA SIBONEY 3El Museo nunca más ha perdido su esplendor y siempre parece nuevo,  pues “la última reparación fue en 2018; sistemáticamente se le da mantenimiento a los exponentes  y a los elementos de apoyo como los gallineros…”, señala Del Toro Guerra, quien añadió:

“El montaje museológico actual data de 2008 pero hemos continuado la búsqueda de información y un proyecto de diseño por ejecutar cuando se completen fotos, croquis… en decir: profundizar en los exponentes.”

El colectivo perteneciente al Centro Provincial de Patrimonio Cultural exhibe entre sus galardones la réplica del machete mambí del Generalísimo Máximo Gómez, que le entregaron a la Granjita en 2004; ya en 1979 la institución alcanzó la condición de Monumento Nacional, y en 1983 ganó la Medalla por los 30 años del Moncada; la Placa de Reconocimiento Heredia, en 2003; placas por los 490. Y 500, aniversarios de la fundación de la villa santiaguera; el Sindicato de Cultura ha declarado al museo varias veces como Distinguido Nacional y Vanguardia Nacional…

Varios reconocimientos atesora el museo, otorgados por la Asociación de Combatientes de la República de Cuba, Cultura, Patrimonio, otras organizaciones e instituciones de la ciudad… Nancy Elliott Caballero y Magda Domínguez Ruiz, trabajadoras del centro, exhiben la Distinción Raúl Gómez García.

La Directora explicó, que especialistas del museo llevan adelante un proyecto de investigación titulado “Historia después de la inauguración”, que pretende resumir lo acontecido allí hasta la actualidad, a partir de 1965.

Fidel y buena parte de la dirección histórica de la Revolución; asaltantes del Moncada y combatientes revolucionarios; numerosos estadistas del mundo; personalidades políticas y de la Cultura… y visitantes en general engrosan los libros de visitantes, reunidos por décadas, algo que avala el interés general por conocer la historia en su escenario.

En 2015, Manuel Enrique Montané Enríquez, sobrino de Melba Hernández entregó a la Granjita un carné de la combatiente del Moncada y cuando lo abrieron encontraron dentro una redecilla y una estampilla de la Virgen de Guadalupe.

El venidero 23 de julio, por el aniversario del museo, abrirán allí una exposición transitoria: “55 y más”; estará en exhibición un mes, dedicada, además, a los 505 años de la villa, al cumpleaños 94 de Fidel y a los 67 años del asalto al Cuartel Moncada.

Mientras caen inexorablemente las hojas del almanaque, sumando más y más abriles, en este paraje campestre del este de Santiago de Cuba, la Granjita Siboney sorprende al visitante con sus  colores blanco y rojo intenso, y un jardín bien cuidado como para que todos interpreten el esmero con el que se preserva allí la historia.  

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version