Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Portada

Un guiño a las pequeñas Avispas (parte 2 y final)

santiago de cuba beisbol juvenil

Toca el turno ahora de revisar lo hecho por la tropa sub-18 de Santiago de Cuba, que en esta ocasión ha encontrado mayor oposición para reinar –como en otros años- en la llave D del torneo nacional de la categoría.


Las Avispas juveniles han tenido en la novena de Granma a un rival más que complicado, y a falta de seis jornadas para el cierre de la fase clasificatoria, los Alazanes lideran la agrupación con 20 éxitos y 10 derrotas, tres juegos por delante de los santiagueros, que exhiben balance de 17-13.
Ahora mismo, los indómitos están fuera de los puestos de clasificación para la hexagonal final, reservada únicamente para los cuatro líderes de grupo y los dos mejores en ganados y perdidos del resto, y los montañeses no figuran en ninguna de esas condiciones.
En general, son séptimos, a un juego de diferencia de Pinar del Río y Mayabeque, ambos con 18-12.
Tampoco es que la situación sea insalvable ni mucho menos. En honor a la verdad, los “rojinegros” han sido mejores en los duelos particulares a todos sus rivales, pues dominan ante granmenses (5-4), guantanameros (7-5) y holguineros (5-4). El problema es el abuso ejercido por los de la Ciudad Monumento sobre la tropa del “Guaso”, a quienes les han ganado en las nueve ocasiones que se han enfrentado.
Aún quedan tres partidos con Granma (como visitantes) y otros tantos con Holguín (de locales), así que los muchachos podrían, incluso, terminar como líderes y garantizar un cupo directo a la lucha por las medallas.
Para esto las Avispas tendrán que mejorar su ofensiva colectiva que es solo de .266 (séptimos), con 136 carreras producidas (décimos). Un departamento donde los santiagueros acostumbraban a tener guarismos mucho más elevados, pero también es una realidad que varios de sus principales jugadores culminaron el pasado año su etapa como juveniles y dieron el brinco a la sub-23.
El hombre grande en el line-up ha sido Andy José Rodríguez, que ha conectado para .375 (de 96-36), con ocho dobles, dos triples, igual cantidad de cuadrangulares y 16 carreras impulsadas.
También se han destacado Reinier Castillo (.326, cinco dobletes, tres tripletes, par de vuelacercas y 14 fletadas) y Carlos Frank García (.306, siete extrabases y 11 traídas hacia el plato).
El pitcheo anda regular, con 4,00 de efectividad (sextos), 180 ponches propinados (séptimos) y 117 bases por bolas regaladas (cuartos). Los rivales le conectan para .259 (que es exactamente la media del torneo) y WHIP es de 1,47.
Las palmas se las lleva, sin duda, Luis A. Torres con sus ocho sonrisas sin fracasos, además, con un promedio de carreras limpias de 1,95; la única lechada del staff, 47 ponchados y solo nueve pasaportes gratis.
La defensa ha sido lo mejor del conjunto, ya que lo hacen para .962 (segundos), con 41 errores en 1073 lances. Pero como ya les comenté en el trabajo anterior, el fildeo es un departamento con números muy pobres en los campeonatos beisboleros de Cuba en todos los niveles. Y este es un claro ejemplo, pues los indómitos comenten más de un error por juego y así mismo se dan el lujo de ser los segundos mejores de la lid.
Habrá que esperar a ver si los indómitos sacan la estirpe y lograr la clasificación a una etapa en la cual han sido clientes asiduos, aunque hace tiempo que nos dejan con las ganas de verlos escalar al podio de premiaciones.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version