Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

¿Quién lo diría?

santiago de cuba guatanamo beisbolReza un refrán beisbolero que “la pelota es redonda y viene en caja cuadrada”, es algo así como que en el béisbol puede ocurrir cualquier cosa, incluso, aunque vaya en contra de los pronósticos más lógicos.

Lo cierto es que el colero de la 57 Serie Nacional de Béisbol, los Indios de Guantánamo (5-18), volvieron a derrotar a las Avispas de Santiago de Cuba (12-9) en el cuartel general de estas, y de paso garantizaron la subserie particular, la cual está ahora a un paso de convertirse en barrida favorable a los del “Guaso”.

Los guantanameros llegaron al “Guillermón Moncada” con solo tres victorias en 21 juegos y en la “tierra caliente” han logrado dos sonrisas consecutivas por primera vez en el campeonato.

Esta vez los del extremo más oriental de Cuba salieron por la puerta ancha con pizarra final de cinco carreras por dos, con el primer éxito para el pitcher de procedencia santiaguera, Pedro Agüero (1-4); al tiempo que el novato Digney Arévalo (0-1) cargó con el revés.

En el duelo siempre mandaron los Indios, que en el mismo primer inning le inauguraron el marcador a Arévalo, muy regado en su pitcheo durante las cinco entradas que trabajó, en las que permitió cuatro anotaciones (una sucia), siete hits, ponchó a dos y, lo peor, regaló cuatro boletos (dos fueron intencionales).

A pesar de esto, los santiagueros lograron igualar las acciones en par de ocasiones. Primero en la parte baja del tercero y después en el cuarto, después de que los visitantes volvieran a tomar ventaja en lo alto del cuarto episodio, por solitario cuadrangular de Luis A. Sánchez.

Las anotaciones definitivas para que Guantánamo alcanzara la victoria llegaron en el “inning de la buena suerte”, donde –como ya se ha hecho habitual- la defensa indómita falló por enésima vez en la Serie y le abrió la puerta del home a uno de los dos indios que pisaron la goma en esa entrada.

La quinta llegó en el octavo capítulo, responsabilidad de Alaín Delá, quien fue relevado por Yoendris Montero y Florencio Maletá, quienes no permitieron más libertades, pero el mal ya estaba hecho, pues desde la otra frontera, Frank Navarro lanzó uno y dos tercios en los que solo se le embasaron dos rivales, para anotarse su primer salvado de la temporada.

Leonelkis Escalante (de 5-3, doble, una anotada y otra remolcada), Robert Luis Delgado (4-2, un doblete) y Yoelkis Baró (4-1, un doble y tres impulsadas) llevaron la voz cantante en la ofensiva guantanamera, que conectó 12 imparables.

Hoy martes se jugará el tercer y último duelo de este pareo particular, en el que las Avispas intentarán sacudirse de estos dos reveses seguidos; al tiempo que los Indios irán por pasar la escoba.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@cip.enet.cu / Directora: Lic. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version