Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Portada

Las Avispas “acariciaron” el no hit-no run

equipo beisbol santiago de cuba 58 serie nacionalNoveno inning, dos outs y el público presente en el “Guillermón Moncada” de pie a la espera de que se complete la hazaña. En ese preciso instante, un swing de Abdel Civil levantaría la exclamación. La pelota viaja en rumbo al jardín izquierdo, donde Sergio Barthelemy observa cómo la Mizuno supera la cerca.


Para el desenlace del choque, la conexión no tiene la más mínima importancia, pues las Avispas mandan con cómoda ventaja de 5x1; un resultado que no se movería para decretar el triunfo de los santiagueros. Pero al lado de la casilla de las anotaciones de Ciego de Ávila, aparece un uno.
Sí, el jonrón de Civil no solo rompía la posible lechada, sino que tiró por tierra un no hit-no run a dos manos, construido por los lanzadores indómitos Osmeri Romero y Yoendri Montero. Algunos en las gradas se llevan las manos a la cabeza, otros hacen gestos de inconformidad, pero al unísono se escucha una sonora ovación.
La pareja de serpentineros no solo estuvo a punto de escribir sus nombres en los libros de récords de la pelota cubana, sino que quedó a un solitario out de hacerlo ante uno de los mejores elencos del país, los Tigres avileños, que además llegaban al “Guillermón” como sublíderes de la 58 Serie Nacional de Béisbol.
Nadie podía vaticinar a quién le entregaría la bola el manager “rojinegro” Eriberto Rosales, ya que su rotación quedó algo desarticulada en la subserie anterior, perdida por 2-1 ante Villa Clara.
Sorprendió el estratega con la designación de Osmeri Romero (hijo del expitcher Ormari Romero), un joven al que en sus primeras campañas se le auguraba un próspero futuro (alcanzaba cómodamente las 90 millas por hora en sus envíos), pero entre lesiones y otros temas mermó considerablemente su rendimiento.
Sin embargo, el muchacho logró sortear los obstáculos que él mismo se creó con su descontrol, pues sin permitir imparables tuvo que abandonar la lomita tras cuatro entradas completas en las que regaló cuatro bases por bolas, tiró un wild pitch y ponchó a un rival.
A su rescate vino Montero (1-0), a la postre ganador del choque, quien solo permitió una libertad a los de la tierra de la piña: el mencionado cuadrangular de Civil.
En tanto, el profesor Eriberto hizo retoques en su line-up titular, con Maikel Castellanos en la primera base en lugar de Adriel Labrada, Edilse Silva y Francisco Martínez en los jardines por Yoelkis Guibert y Rudens Sánchez, respectivamente; y Ricardo Ramos en el campo corto en lugar de Marlon Serrano.
El equipo no es que haya bateado mucho más, pero sí aprovechó al máximo sus oportunidades ante el internacional Vladimir García (2-1), a quien le fabricaron tres anotaciones limpias con cuatro cañonazos en seis capítulos.
Una vez más, Gelkis Jiménez, designado y cuarto bate de las Avispas, fue el más destacado con el madero al pegar de 4-2, con tres remolques. A Gelkis lo secundaron Ricardito Ramos (4-2, par de impulsadas) y Francisco “Paqui” Martínez (3-2, dos anotadas).
Ahora Santiago de Cuba muestra balance de seis victorias y cuatro descalabros, y marcha empatado en el tercer escalón junto a otros cuatro conjuntos, entre los que también está Ciego de Ávila.
Hoy jueves será el segundo desafío de este pareo particular y el mismo se jugará en el estadio Alberto Montes de Oca, del municipio de San Luis.

Artículos relacionados en:

--http://www.sierramaestra.cu/index.php/apuntes/21332-esos-errores-que-no-van-a-los-libros

--http://www.sierramaestra.cu/index.php/apuntes/21320-del-enredo-a-la-victoria

--http://www.sierramaestra.cu/index.php/apuntes/21319-villa-clara-agua-la-fiesta-en-el-guillermon

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version