Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

A cambiarle el color al bronce

serie nacional de beisbol sub 23 santiago de cubaLas Avispitas de Santiago de Cuba dejaron atrás la maldición que las dejó sin medallas en las ediciones anteriores de la Serie nacional de béisbol sub-23, y se aseguraron la presea de bronce en el actual torneo, el cual concluyó su etapa regular.

Dos cuartos lugares era el saldo de los indómitos en estas lides. Pero eso ya es historia, pues los muchachos del manager Heriberto Rosales se aseguraron –al menos- el metal bronceado, gracias a que finalizaron la etapa clasificatoria como el equipo de mejor promedio de ganados y perdidos.

Este resultado ya es el mejor de un equipo santiaguero de pelota en los últimos años, y podría ser superior si, una vez que arranquen las semifinales el próximo domingo, los “rojinegros” logran apartar a los Tigrillos de Ciego de Ávila (20-16) de la lucha por el título, en play-off al mejor en tres juegos, y que se jugará íntegro en el estadio Guillermón Moncada, de la Ciudad Héroe.

Para afianzarse en la lucha por la corona los montañeses pasaron la escoba al colero Guantánamo con marcadores finales de 16 carreras por seis, 12-0, 3-0 y 18-8. Con lo cual dejaron sin opciones a su más cercano perseguidor, Granma, que ganó el tope a Holguín, tres juegos a uno, pero que terminó a dos de diferencia de las Avispitas.

En definitiva el grupo D quedó de la siguiente forma: 1.Santiago de Cuba (24-12), 2.Granma (22-14), 3.Holguín (15-21) y 4.Guantánamo (11-25).

La nave santiaguera se apoyó en una feroz ofensiva (la mejor de la Serie con 305 de average colectivo), en la que sobresalieron hombres como Oscar Luis Colás, Sergio Barthelemy, Yeri Martínez, Lionar Kindelán y Yoelkis Guibert.

El pitcheo no estuvo como en otros años. Su 3,43 de efectividad lo dejaron como el noveno staff entre los 16 elencos del torneo. En tanto, la defensa fue lo peor del conjunto con 53 pifias en 36 partidos, para 962 de promedio.

La otra semifinal tendrá como protagonistas a Artemisa (23-13), que ya sabe lo que es ganar estos certámenes, y Villa Clara (23-13), en casa de los artemiseños, pues terminaron con mejor promedio de carreras anotadas y permitidas que sus rivales de turno.

Dos días después de concluida la fase semifinal arrancará la lucha por el título, también mediante un play-off de tres a ganar dos. El primer desafío será en la sede del elenco con menor promedio de ganados y perdidos entre los contendientes. Y luego de un día de receso, se decidirá el trono en casa del otro conjunto.

La Comisión nacional anunció que para estos duelos no se aplicará la regla IBAF y los lanzadores no tendrán límites de lanzamientos.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version