Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

A “semis” sin escalas

II serie nacional sub 23 beisbol santiago de cuba

Inalcanzables, así podríamos haber titulado esta columna. Pues resulta que las Avispitas del sub-23 abrieron las turbinas y lograron una racha de triunfos que ninguno de sus rivales pudo igualar. Tanto fue el dominio de los santiagueros en la recta final, que accedieron a las semifinales sin necesidad de jugar los últimos cinco juegos que les quedaban pendientes.

Estoy seguro que los dirigidos por Elizardo Guillart dejaron boquiabiertos a varios con la actuación que han tenido en la fase clasificatoria de la II Serie Nacional de Béisbol para menores de 23 años. Y no es para menos, porque del listado de jugadores original al real, hay un buen trecho.

Pero nada de esto detuvo a los muchachos que, a base de un certero pitcheo y bateo oportuno, dieron un golpe en la mesa y se “colaron” entre los cuatro grandes del país en la categoría.

Al final el balance de ganados y perdidos de los montañeses quedó en 21 victorias y 10 fracasos. Muy superior al 16-16 de los holguineros, ocupantes de la segunda posición del grupo D. Guantánamo (15-20) y Granma (15-21), cerraron en ese orden.

El saldo de los indómitos es el más bajo de los cuatro líderes, o sea, los semifinalistas. La Habana dominó la llave A con 25-11, y ahora pugnará por un puesto en la Final ante Villa Clara, líder del B con 29-7. El rival de los santiagueros será Sancti Spíritus (27-9), que paseo la distancia en el apartado C.

Esto provocó que el play-off entre espirituanos y “rojinegros” (a iniciarse mañana domingo), de tres a ganar dos, se juegue completo en la tierra del Yayabo, así que por ahí ya estamos en desventaja. Un detalle que por mucho que me lo expliquen jamás lo voy a entender. ¿Cómo es posible que en un play-off uno de los elencos no pueda gozar de la localía? ¿Usted le encuentra lógica? Pues yo no.

En fin… A pesar de esto, el hecho de que los espirituanos sean locales no es un dato definitivo ni mucho menos. Les cuento que los “Gallitos” ganaron menos en casa (11) que en la carretera (16). Y curiosamente, a los nuestros les fue mejor de viaje (11) que como locales (10).

Para mayor entusiasmo de los parciales indómitos, el bateo de poder despertó en los últimos choques. El equipo llegó a Guantánamo con cuatro vuelacercas y regresó con nueve. ¡Vaya usted a saber!

Muy bien por los lanzadores, que lo hicieron para un excelente 2,65. Desde ahora les pronostico que será una serie de pitcheo, pues el staff de Sancti Spíritus trabajó para 2,38. Aunque los rivales le batearon un poco más que a los serpentineros indómitos (228 por 211). Los ponches también fueron más para las Avispitas (171-160).

Igualmente, el bateo fue superior en average colectivo para los orientales (280-261), pero los del centro de la Isla pegaron muchos más cuadrangulares (16-9) y pisaron en más ocasiones el home (167-145).

De todas formas, el terreno siempre tiene la última palabra. Quién quita que los muchachos nos den el tan esperado alegrón y se aparezcan con la medalla, que hace un buen rato estamos esperando de algunos de nuestros equipos de béisbol.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@cip.enet.cu / Directora: Lic. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version