Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Las tres verdades de la lepra

lepraLa lepra es una enfermedad infecciosa de evolución crónica, causada por el Mycobacterium Leprae. Su existencia es antiquísima, se habla de 300 años antes de la era de Cristo, y existe en nuestro país y en la provincia, aunque muchas personas piensan que no.

Es considerada una enfermedad mutilante, repulsiva y estigmatizante, generando un trato inhumano hacia las personas que la padecen. Por eso el último domingo de enero de cada año se celebra el Día Mundial de Lucha contra la Lepra, para informar y concientizar a la población respecto a esta enfermedad.

“Por suerte es una afección que no constituye en la actualidad un problema de salud para Cuba, porque se diagnostica por debajo de un paciente por cada 100 mil habitantes, por lo que la tasa de incidencia es muy baja”, explicó la Dra. Yamila Valiente Hernández, especialista en segundo grado de Dermatología, profesora auxiliar, y jefa del grupo provincial de esta especialidad.

“Contrario a lo que se piensa de manera popular, la lepra es una enfermedad curable, que afecta la piel y los nervios periféricos. El tratamiento que garantiza la curación de todos los enfermos es donado por la Organización Mundial de la Salud, por lo que es el mismo que se utiliza en todo el planeta.

“Es importante saber acerca de su diagnóstico precoz, porque lo más importante es tratar de evitar la aparición de las discapacidades. Si el paciente llega tardíamente al sistema de salud corre el riesgo de quedar curado de la enfermedad, pero marcado para toda la vida con una deformidad”, argumentó.

A pesar de ser curable, existe todavía un rechazo por parte de la población hacia las personas que sufren de lepra. Es una herencia muy antigua que se debe eliminar porque esta enfermedad, al decir de la Dra. Valiente, tiene tres verdades: con tratamiento se cura; con un solo día de tratamiento se elimina el 99% de los bacilos, o sea, deja de ser contagiosa; y con el tratamiento oportuno no aparecen las discapacidades.

Por tanto, es necesario que la población conozca que no debe rechazar a los enfermos de lepra, pues una vez que hayan sido diagnosticados dejan de ser contagiosos; los padecimientos llegan y punto, y en el caso de la lepra no se conocen las causas de su aparición.

Sí se sabe que su transmisibilidad es a través de las vías respiratorias superiores o por el contacto directo con lesiones abiertas de enfermos, y que existen siete tipos de genes que predisponen a las personas que en algún momento se han expuesto al agente causal.

“Por eso, ante cualquier manifestación cutánea, ante cualquier lesión que salga en su piel, ya sean manchas, nódulos, ulceraciones, es preciso acudir al facultativo, al especialista de Medicina General Integral que los remitirá con el dermatólogo de cada área de salud; porque la atención dermatológica está garantizada en los policlínicos.

“Aunque la higiene es importante en todo momento de la vida, hoy la aparición de la lepra no guarda relación con esta. De ahí que lo verdaderamente importante es saber que mientras no comience el tratamiento, el paciente tiene posibilidades de contagiar a otras personas”, finalizó la doctora.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version