Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Para no padecer cáncer

versus cancerComo todo en la vida, prevenir el cáncer no tiene resultados tan exactos como una operación matemática, en materia de salud dos más dos no siempre es igual a cuatro; sin embargo un estilo de vida saludable reduce considerablemente las posibilidades de sufrir esta enfermedad.


La obesidad, el sedentarismo, el tabaquismo y la adicción al alcohol propician la aparición de tumores malignos un mayor riesgo que otras personas de padecer cáncer. No obstante, estos no son los únicos factores de riesgo: la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce cinco factores de riesgo asociados a la conducta y a la alimentación que causan millones de muertes cada año: la obesidad, la ingesta reducida de frutas y verduras, la falta de actividad física, el hábito de fumar y el consumo de alcohol.
En este sentido, la coordinadora provincial de Lucha contra el cáncer, doctora Letys Carmen González Velázquez, asegura que estos factores de riesgo, sobre todo el tabaquismo, son desencadenantes del cáncer en personas relativamente jóvenes, que están en plenitud de sus facultades físicas y mentales, y que tienen estilos de vida poco saludables desde la adolescencia.
“Fumar es la conducta más peligrosa, no solo porque las personas con este nocivo hábito tienen altísimas posibilidades de sufrir neoplasias de pulmón (localización que genera mayor mortalidad en santiagueros) sino porque también causa cáncer de la boca y la garganta, el esófago, el estómago, el colon, el recto, el hígado, el páncreas, la laringe, la tráquea, los bronquios, el riñón y pelvis renal, la vejiga urinaria y el cuello uterino, y ocasiona leucemia mielógena aguda”, explicó la especialista.
A decir de la doctora, es lamentable que todavía no se logre una disminución significativa del tabaquismo en Santiago de Cuba. Cada persona que fuma activamente puede generar varios fumadores pasivos, sobre todo en su entorno familiar y laboral; y lo preocupante de esto es que el humo no solo afecta a quien lo produce, sino a quienes lo reciben habitualmente y se convierten en fumadores pasivos. Un artículo publicado en el sitio web de la OMS asegura que las concentraciones de muchas sustancias tóxicas y sustancias causantes de cáncer son más elevadas en el humo secundario (el que inhala el fumador pasivo) que en el humo inhalado por los fumadores.
Dejar de fumar y buscar ayuda en los servicios de Salud para lograrlo definitivamente, puede detener el daño acumulativo que provoca esta nociva conducta.
Otro poderoso adversario del bienestar es el consumo excesivo y regular de bebidas alcohólicas. Una persona que beba habitualmente es más propensa a desarrollar tumores malignos de boca y garganta, laringe, esófago, colon y recto, hígado y mama. Por tanto, eliminar o disminuir considerablemente la cantidad de alcohol y la frecuencia con que se ingiere, es fundamental para evitar lesiones en alguno de estos órganos.
Los santiagueros vivimos en una provincia con una alta incidencia de cáncer de piel, que si bien tiene una baja mortalidad, genera daños que podemos prevenir.
Exponerse a los rayos ultravioleta (UV) del sol es el factor ambiental que más incide en esta dolencia. De ahí que lo más aconsejable sea usar ropa con mangas largas, así como un sombrero y gafas oscuras, mantenerse a la sombra en espacios abiertos, y no bañarse en la playa sin cremas protectoras ni en las horas de mayor intensidad de la luz solar.
Lograr una dieta balanceada y practicar sistemáticamente ejercicios físicos, permite mantener un peso adecuado y evitar un grupo de enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, cardiopatías y cáncer de endometrio (útero), de mama, de próstata y colorrectal.
Quienes padecen cáncer o han cuidado a seres muy queridos aquejados por esta enfermedad, tienen una idea del sufrimiento personal y familiar que acarrea este tipo de afecciones.
Si usted tiene hábitos nocivos o no logra controlar su apetito y no gusta de hacer ejercicios, si siente que no puede cambiar su estilo de vida poco saludable, mire a su alrededor y hallará fuertes razones para no seguir haciendo cosas que le dañan. Los hijos, los padres, su pareja, los proyectos de mejorar y el derecho que todos tenemos a necesitar siempre más tiempo de vida, son motivos suficientes para hacer todo lo posible por no padecer cáncer.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version