Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Una ciudad con mucho ruido

1 transporte ciudad santiago de cuba

¡¡¡¡¡¡Piiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!! Suena el claxon de los carros una y otra vez, y otras y otras; las bocinas inalámbricas “populares” a todo volumen a cualquier hora del día, y la música en establecimientos y viviendas, a veces, sin control ni mesura.

Todo esto unido es un “escándalo ensordecedor” en una ciudad en la que día tras día la contaminación por ruido es mucho más creciente.

Estudios científicos de la Universidad de Oriente arrojan que esta problemática ambiental tiene efectos negativos no solo en el entorno, sino en las personas, animales y edificaciones.

Según el M.Sc. Alejandro Fajardo Segarra, ingeniero y profesor de la Facultad de Construcciones de la mencionada institución, la urbe de Santiago de Cuba, principalmente el casco histórico, está sometida a una alta incidencia de contaminación acústica, debido fundamentalmente a la circulación de gran cantidad de vehículos.

La literatura refiere que el ruido es un conjunto de sonidos que producen en el hombre un efecto desagradable, y más o menos inaceptable en razón de su molestia evidente, del cansancio, de la perturbación y en algunos casos, del dolor producido.

2 alejandro fajardo segarra ingeniero profesor santiago de cuba

Para el profesor el ruido “es todo aquello que no queremos oír”. Desde el punto de vista de la física el ruido depende de la frecuencia, intensidad y duración de este. Está en función del lugar, el tiempo y la forma en la que se expone, y en las personas influyen en la salud física y mental, el trabajo que realiza, la edad y el sexo.

En los seres humanos sus efectos se perciben en la conducta, el rendimiento, la salud mental, sobre los niños, en el embarazo, sobre el sueño, tienen efectos auditivos, interfiere en la comunicación oral, y provoca efectos psicológicos y psicopatológicos.

En Cuba hay leyes que regulan hasta qué nivel es correcto el ruido, medido a través de decibeles (dB); por ejemplo, para por el día lo correcto sería un ruido de 60 dB y por las noches de 50.

“Todos estos parámetros se tuvieron en cuenta para la evaluación del estudio en la ciudad de Santiago de Cuba, el cual arrojó que las personas mayores son más propensas a afectarse debido al ruido. En los horarios picos temprano en la mañana y por la tarde, en menor grado, transitan mayor cantidad de vehículos llegando a medirse de 70 a 90 dB muy superior a la norma, y por tanto incide en la salud y estado de ánimos de las personas, provocando estrés, alteraciones en el metal de voz, aturdimiento, violencia y efectos auditivos que a la larga van dejando secuelas en los tímpanos, hasta llegar a la sordera”, destacó.

3 mapa acustico de línea ciudad santiago de cuba

Cada 12 de junio se celebra el Día Internacional de la Descontaminación Acústica. Las principales causas están asociadas al transporte, la construcción de edificios y obras públicas, las industrias y las indisciplinas sociales –muy de moda por estos días-, entre otras.

Por eso el llamado al cuidado del ambiente acústico, la conservación de la audición y la concienciación sobre las molestias y daños que generan los ruidos.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version