Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

¿Vamos bien Fidel?

pelegrinacion cementerio santa ifigenia tributo fidel castro foto ladyrene perez 2 580x384El 25 de noviembre de 2016, en Cuba fue un día como otro cualquiera, qué lejos estábamos todos de pensar que la noche de este día fuera una de las más tristes que hemos vivido en estos últimos años.


En mi caso específico, ese día fui de la casa al trabajo, y en la tarde a la inversa; luego de cumplir con las tareas hogareñas, y ver un rato la tele, me puse nuevamente a trabajar en las redes sociales y pasadas las 10:00 de la noche unas pocas líneas decían que había muerto Fidel, la verdad no lo creí, pero transcurridos unos minutos el colega Ismael Francisco también lo anunciaba, en ese momento quedé atónita y no puedo describir lo que sentí y pensé.
Aún me era imposible creerlo aunque lo había puesto Ismaelito, que es un revolucionario íntegro. Encendí la tele, y todavía no se había difundido la nefasta noticia, y en breve tiempo salió Raúl Castro dando la información, la verdad que me puse muy nerviosa, llamé a mi hija y a mi yerno y luego a mi vecino, y la noticia corrió como pólvora.
Demás está decir que no dormí, desde ese momento pude ver cómo profesionales de la información y el pueblo dejaban su sentir en las redes, la consternación nos embargó a todos, fueron días de mucha tristeza y dolor, se nos había ido el Líder de la Revolución cubana a quien siempre lo creímos eterno.
Entonces, vino a mi mente lo que había expresado en una de las sesiones del Congreso del Partido en abril de 2016, y que creo fue su última aparición en público: “Pronto deberé cumplir 90 años, nunca se me habría ocurrido tal idea y nunca fue fruto de un esfuerzo, fue capricho del azar. Pronto seré ya como todos los demás, a todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos [•••] como prueba de que en este planeta, si se trabaja con fervor y dignidad, se pueden producir los bienes materiales y culturales que los seres humanos necesitan [•••] Y debemos luchar sin tregua para obtenerlos".
Los cubanos agradecidos le rindieron tributo y nunca pensaron en despedirlo porque ese gigante barbudo que bajó de la Sierra Maestra haciendo Revolución y devolviéndoles la dignidad a los cubanos, más que nuestro Comandante en Jefe es nuestro padre.
Un padre que siempre fue fiel a la ética martiana de que “toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz”; sus cenizas descansan desde el 4 de diciembre de 2016 en una roca que asemeja esa semilla, que para orgullo nuestro se enclavó en el cementerio Patrimonial Santa Ifigenia junto a Martí, Céspedes y Mariana.

Han pasado dos años y el corazón nos sigue latiendo afuera y no lo dejaremos ir porque nos hace falta y creo que parafraseando lo que un día dijo al Comandante Camilo, hoy esta legión de cubanos siempre que tengamos una duda, o debamos dar un paso o decisión importante debemos preguntarle.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version