Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Robin y mi ciudad

Errol FlynnTranscurren los últimos días de diciembre de 1958 en La Habana, Cuba. Un visitante foráneo recoge unas botellas de vodka, limones, mandarinas, algo de ropa y aprieta todo en su maleta. No espera más. Parte hacia Oriente.

Conoce el riesgo que suponen sus andanzas, mas no vacila. Quiere adentrarse en un proceso con el cual se identifica, pues hace más de 20 años conoce Cuba; quiere reportar desde las entrañas de la Revolución y dialogar con Fidel Castro Ruz.

Encuentra al líder revolucionario en el Valle del Cauto, Palma Soriano, lejos de la seguridad que pudiera ofrecer la zona citadina de la región oriental. Una vorágine verde y fiera como las selvas envuelve al sitio. El ímpetu de los rebeldes inyecta adrenalina al reportero. Entrevista a Fidel, tiene la certeza de que es un cubano firme en los principios defendidos, un idealista auténtico que soportará sin claudicar la presión que se avecina.

Entre charlas, risas, estrategias, tabaco y ron el reportero logra una camaradería confortable con Fidel. Ambos transitan en jeep los irregulares parajes de la zona y la espalda del foráneo se siente como azotada por un cocodrilo.

El dominio de Fulgencio Batista, el esbirro al que combaten los revolucionarios, ha languidecido. Es hora de bajar a la ciudad y el caballero quiere hacerlo junto a los rebeldes. Fidel le advierte de los peligros que supone tal acción, pero él, brioso, no cambia de idea.

Errol Flynn va rumbo a Santiago de Cuba.

El caballero galán, aventurero y romántico que robó el corazón de multitudes. La fuerza y la pasión masculinas hechas cine. Es la virilidad, el ángel y el encanto apretujados en un hombre; un hombre que, además de hermoso, conserva el ímpetu de un huracán. Es el “Robin de los bosques”, que marcha hacia mi tierra.

Errol Flynn Robin de los bosques

¿Y cómo no entenderlo? Es un pecado no llegar hasta Santiago de Cuba. Es una ciudad hermosa que Flynn ansía ver, conocer, besar, y lo hace en pleno apogeo heroico, cuando Santiago es más imponente. Quiere sentir la adrenalina del triunfo revolucionario, quiere ver el rostro de los santiagueros, terminar su aventura en un idilio con la ciudad.

El protagonista de “Murieron con las botas puestas” llega a su destino y lo primero que hace es rentar una habitación en el Hotel Casagranda. Allí no hay más clientes que él y su fotógrafo. El bar está cerrado. Con suerte consigue un poco de agua mineral, café cubano y algo de ron.

Foto de Errol Flynn con las camareras de Casa Granda

De repente, lo aborda Tom Dunkin*, reportero estadounidense que también cubre los últimos días de la dictadura batistiana. Flynn acoge con beneplácito a su coterráneo y platican por varios minutos.

Las calles están convulsas, como una feria de vómitos. Los batistianos resisten como sanguijuelas tercas, pero la victoria del pueblo revolucionario es impostergable.

Aun con todo y estrépitos, Santiago de Cuba entra hermosa por las ventanas del hotel, como una niña mestiza que trepa muros, vestida de Catedral y trópico. Flynn quiere caminar con la niña, pero los tiroteos escupen un panorama peligroso, una herida menor en su pierna lo confirma. No le queda más que observar desde el hotel y escribir sus experiencias.

catedral santiago de cuba foto j. loo vázquez

El hermoso Robin, a pesar del tiempo y el alcohol, conserva determinados atributos de espléndido arquetipo de estrella. Rodeado de las zalameras empleadas de la instalación hotelera, encuentra momento para lucir su virilidad despampanante. Como un pavo real, en danza de apareamiento, les sonríe y besa sus manos.

Ya se marcha. En el aeropuerto de la ciudad, su fama y galantería le consiguen un vuelo. Jamás olvidará estos días. Sin dudas, Errol Flynn es mejor hombre después de haber estado en Santiago de Cuba.

* Tom Dunkin: periodista estadounidense que entrevistó a Errol Flynn durante su estancia en Santiago de Cuba. Sobre ese encuentro Dunkin publicó el artículo Flynn was in-like you know what. Writer tell show he found Errol in Cuba, para el periódico estadounidense St. Petersburg Evening Independent.

errol flynn final

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version