Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Buenas voces y mucho movimiento escénico en estreno de “Ángelus”

angelus3En el estreno oficial en esta ciudad del coro de cámara Ángelus, eran presumibles las buenas voces pero el espectáculo rebasó las expectativas del público no solo por las interpretaciones impecables sino por el diseño escenográfico en el que cantoras y cantores fueron también protagonistas.

Procediendo los integrantes del grupo de conjuntos establecidos como Música Áurea y el Orfeón Santiago, de reconocido prestigio en el universo coral cubano, era de esperarse lo que vocalmente ocurrió sobre el escenario de la Sala de Conciertos Dolores: una muestra de inobjetable calidad.

Pero además de cantar muy bien, “Ángelus” asumió un movimiento corporal poco frecuente entre los coros cubanos. Algo parecido ya lo habíamos visto en presentaciones del “Madrigalista” bajo la batuta de la maestra Magalys Sánchez pero ahora la santiaguera Aymara Tamayo, llegada desde Ecuador para dirigir el estreno, fue un tanto más allá.

angelus1Finalmente, al terminar el concierto, Tamayo agradeció con énfasis en sus palabras, los conocimientos y más de la maestra Delvis Sánchez, directora de “Música Áurea”, y también a quienes en el Centro San Antonio María Claret Clará, de la Iglesia de la Santísima Trinidad, la Sala Dolores, la Dirección Provincial de Cultura y autoridades del territorio  apoyaron los ensayos y montajes coreográficos de las canciones.

angelus2Los de “Ángelus”, descalzos y por momentos con el apoyo de un artista escénico o las colaboraciones de niñas narradoras, cumplieron el programa en algo más de una hora, lapso en el que hicieron “Quell augelin che canta”, de Claudio Monteverde; “Lux aurumque”, de Eric Whitacre; “Oh bone Jesús”, de P. Miguel de los Santos; “Eterno Padre”, de B. Echarri; “Eli, Eli”, de G. Bardos; “Les boites a musique”, anónima, y “Le guerre”, de Clement Jannequin, además de “Over the rainbow”, de Harold Arlen; “Swing Iow”, de Ed Lojeski; “Hay quien precisa”, con arreglo de Beatriz Corona; “La tarde”, de Sindo Garay; “Canción”, arreglo de Melvin Rodríguez; “Píntate los labios, Maria”, arreglo de Conrado Monier; “Son de la loma”, de Miguel Matamoros, con arreglo de Melvin Rodríguez; “Murmullo”, de Electo Rosell con arreglo de Reinier Silegas, y “Alcé mi voz”, con arreglo de Conrado Monier y la intervención de una invitada especial: Vilma Ramírez. 

Tres bajos, dos contraltos, dos tenores y tres sopranos, bajo la dirección de Aida Lissette Miyares Houdayer, forman el nuevo ensamble vocal “Ángelus”. 

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version