Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Justicia santiaguera en Barranquilla

Sierra Maestra conversó con los tres jueces de Santiago de Cuba que participarán en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018

arbitros santiago de cuba deportes juegos centroamericanos barranquilla 2018La figura del árbitro es una de las que más críticas recibe en el mundo deportivo, ya que sus decisiones, que en ocasiones pueden ser erradas, condicionan el desarrollo de una competencia. Es por esto que se hace necesario la superación diaria en los profesionales que realizan esta importante labor.

Santiago de Cuba es una de las provincias que mejores resultados tiene en el país en la capacitación y formación de los encargados de impartir justicia, y muestras de esto es que estará representada en la edición 23 de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, que se desarrollarán en la ciudad colombiana de Barranquilla, del 19 de julio al 3 de agosto, con tres jueces pertenecientes a las disciplinas de tiro deportivo, baloncesto y bádminton.

Donde fijo la vista, tiro la bala

Luis Onelio Argota Jomarrón nació el 23 de noviembre de 1950, en la localidad de Banes, perteneciente a la actual provincia de Holguín. De pequeño practicó baloncesto e incluso llegó a participar en los Juegos Escolares Nacionales, en la década del ‘60.

Asentado en la Ciudad Héroe desde 1971, confiesa con orgullo que: “Desde que vine a trabajar a la Eide Capitán Orestes Acosta he permanecido a esta tierra y me siento como un santiaguero más. Toda mi vida profesional y personal está ligada a este pedazo de Cuba”.

Su inició como árbitro nacional data del 1976 y seis años después alcanzó la categoría de Juez Clase A de tiro deportivo.

Con una amplia hoja de servicios en estos menesteres, Luis Onelio asegura haber tomado el camino correcto en cuanto a su profesión: “He sido dichoso, pues como juez he participado en eventos Panamericanos, Sudamericanos, Centroamericanos y del Caribe, Copas del Mundo, Grand Prix, Iberoamericanos, entre otros certámenes que han sido claves en mi formación”.

A la par de su responsabilidad como árbitro, Argota Jomarrón ha desplegado una carrera como entrenador del equipo nacional de tiro deportivo durante 46 años.

“En ese tiempo, mis atletas han alcanzado alrededor de 100 medallas de oro individual y por equipo en competencias nacionales, en todas las categorías. Pero no solo he trabajado con la selección cubana; también he colaborado con las de Colombia y México, con las que, incluso, he tenido experiencia en Olimpiadas”, aseveró.

“Es un honor ser escogido para representar una vez más a Cuba en la arena internacional como juez. Para mí es un reconocimiento al esfuerzo de muchos años de trabajo. Será un evento difícil, pero seguramente me nutriré de nuevos conocimientos, ya que en este oficio la preparación es constante”, finalizó.

Voz de mando bajo las tablas

Apenas ha vivido 32 abriles, pero su aplomo y decisiones certeras sobre las canchas de baloncesto del país la hacen merecedora del respeto de atletas y colegas.

“Es un reto como mujer, pero impartir justicia en el deporte va más allá de mi sexo. La palabra clave es la superación”, afirmó Dailenis Savigne Palma.

Siempre hiperactiva, en sus momentos iniciales se acercó al deporte, hasta que finalmente se decidió por la práctica del baloncesto.

“En el 2009 concluí la Licenciatura en Cultura Física. Siempre me gustó el arbitraje y desde que pasé el curso en el 2012, no me he separado ni un solo minuto de esa faena. Comencé a impartir justicia en eventos nacionales escolares y juveniles, hasta que hace tres años me dieron la oportunidad de estar en la Liga Superior, donde pité los play-off, en los eventos de uno y otro sexo

Elegida como la árbitro novel más destacada de la pasada Liga Superior, la también referee internacional enfrentará en Barranquilla su primera experiencia foránea.

“Cuando me notificaron que había sido elegida para participar en la lid multideportiva, fue un momento muy alegre para mí y mi familia. Sé que será un gran reto. No concibo mi vida sin el arbitraje, las canchas son mi vida y allí me siento plenamente feliz”, concluyó Savigne Palma.

Lo de árbitro le viene en el apellido

Para el indómito Ever Williams Aguilera Juez, de 34 años, su pasión por el deporte fue casi inmediata: “Durante muchos años practiqué judo, pero por problemas de salud tuve que abandonarlo. Entonces cambié al bádminton, con uno de mis hermanos que es entrenado, aunque nunca pude conformar ningún equipo provincial”, indicó sonriente.

Ser deportista no parecía ser su camino. Sin embargo, lo que siempre tuvo claro era que seguiría ligado a la actividad del músculo, de una forma u otra. Y así llegó al arbitraje.

“En el 2010 me licencié en Cultura Física y fue así que di mis primeros pasos como juez, con el profesor Luis Enrique Charadán. Llegué a obtener el mejor expediente en mi graduación en la Escuela de Árbitros. A acto seguido comencé a trabajar como principal en los eventos nacionales e internacionales de bádminton, que se realizaron en Cuba, como el Puertas del Caribe y los Giraldilla de La Habana”, argumentó.

El estímulo al trabajo fue denotado casi de manera inmediata cuando Aguilera Juez fue escogido para superarse en la Escuela Panamericana de Arbitraje, realizada en Guatemala hace dos años.

“Desde la fecha, sigo enfocado en obtener los mejores resultados como juez, entrenador y comisionado provincial de la disciplina en Santiago de Cuba. Estar en los Centroamericanos de Barranquilla será un momento inolvidable y lo asumiré como parte vital de mi devenir profesional”, finalizó.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version