Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Mujer con sabor a miel

apicultura mujeres2

Ya debemos quitarnos de la cabeza eso de trabajo de hombre y trabajo de mujer. Quien dice que es la mujer el sexo débil, no conoce a Haydée Labrada Hernández. Así de sencillo.


No quiero menospreciar profesiones, no digo que esta sea menos dura que la que usted realiza, pero quien haya recibido alguna vez la picada de una abeja, sabe de qué estoy hablando.
Las mujeres apicultoras en esta provincia se pueden contar con los dedos de las manos, y cuando me comentaron de su existencia, estaba convencida de que tenía que hablar, al menos, con una de ellas.
Presta y servicial encontramos a Haydée, en el kilómetro 9½ de la Carretera Central.
Apicultura: tradición familiar
Para construir un apiario, lo primero es la preparación del local, que debe ser apropiado para la producción de miel. Hay que tener en cuenta la abundancia de flores, evitar los lugares muy húmedos o con mucho calor, mantener la limpieza para evitar insectos, tener en cuenta la disponibilidad de agua y la protección de las colmenas ante las inclemencias naturales.
Todo eso lo conoce Haydée, dice que fue su papá quien la enseñó, y que luego de su fallecimiento, es ella quien se encarga de realizar todas las labores.

000 0013
“Con él aprendí cómo hacer la limpia, en qué tiempo cosechar, cómo coger un enjambre, cómo iban los panales, su colocación, cómo sellarlos, a ubicar la cámara de cría; que se ponía un panal con miel, uno con polen, cría abierta, cría cerrada..., y así fui aprendiendo”, comenta con esa terminología propia de la labor que realiza.
La Campanilla, que así se llama su apiario, cuenta con 40 colmenas fortalecidas, la mayoría a tres cuerpos.
“Dedico una parte de mis ingresos a invertir en insumos nuevos para mejorar la producción. Hay que tener en cuenta que este es un producto listo para el consumo y es necesario evitar la contaminación, por eso es tan importante la limpieza y la organización, algo que nos gusta mucho a las mujeres.
“Es un trabajo muy duro, pero muy bonito. Hay que dedicarle tiempo, como a todo lo que uno quiere que dé frutos, yo lo reviso cada 10 o 12 días aproximadamente y compruebo que todo esté en orden”.
Y por si  fuera poco
“Aquí mismo, bien cerca, tengo además 0.99 hectáreas, pertenezco a la UBPC La Caoba como usufructuaria,- y me señala con el dedo un terreno donde a simple vista solo pude divisar matas de plátano.
“Tengo sembrados yuca, guineo, tomate, berenjena, mango, guayaba, lima, limón, entre otras producciones, que entrego a la cooperativa. Además, ahora hay sembradas moringa y algunas plantas melíferas”, dice.
Haydée es economista de profesión y trabaja en la CCS Domingo Hernández en el poblado de Boniato, es miembro del comité distrital del Partido “René Ramos Latour”, miembro del comité municipal de la Anap y por estos días, también es miembro de un colegio electoral. Pero junto a todas estas labores están a las que ella define como más difíciles, la de madre y esposa.

Foto INTERNET
“Hay que hacer tiempo para todo. A veces tengo que ponerle más horas al día para cumplir con todas mis obligaciones. Y una vez en casa viene la parte de las tareas domésticas y la de ayudar a mi hija en las cosas de la escuela, pero sí se puede”, asegura.
Ella es una mujer sorprendente. Me habló del dolor de una picada de abeja, tanto “que te llega al corazón”; de las dificultades para levantar su apiario luego del huracán Sandy que destruyó más del 50 % de las colmenas; del cambio climático y de sus consecuencias reales para esta labor. Pero también me habló de esfuerzo, sacrificio, de empezar por lo poco para poder conseguir mucho.
La producción melífera es un rublo exportable muy importante y necesario para la economía cubana, tomemos en cuenta que la tonelada de miel pura en el mercado internacional está valorada aproximadamente en 3 mil euros.
Aunque Santiago no ha sido históricamente considerada entre las provincias mayores productoras, contamos con una planta de acopio y beneficio y sobre todo con el tesón de nuestros productores, entre los que están las manos y el sudor de mujer.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version