Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

“Pocos contaban conmigo… por eso estoy más orgulloso”

luis enrique zayas medalla oro lima 2019 salto de altura santiago de cuba

Aún con la emoción que genera subir a lo más alto del podio de premiaciones de los Juegos Panamericanos Lima 2019, Luis Enrique Zayas Fernández conversó con Sierra Maestra sobre esta competencia en particular y repaso momentos de su carrera deportiva.

El muchacho del centro urbano José Martí, en la ciudad de Santiago de Cuba, recordó su llegada al deporte: “Primero estuve en polo acuático, pero me enfermaba mucho. Entonces, como mi mamá era profesora de la academia de atletismo en la pista de rekortán José “Pepe” del Cabo, me hicieron una prueba y juntos decidimos cambiar para el ‘deporte rey’. Y ahí estoy desde los 11 años”.

Narró que entonces cubría los eventos de velocidad, salto largo, impulsión de la bala, carrera con vallas y 1 000 metros planos, pero luego comenzó a acercarse al salto de altura.

“Siempre me gustó y a partir de séptimo grado me decidí por esa especialidad. Con 12 años salté 1,65 metros (m) y obtuve la medalla de plata en la Copa Pioneril”, puntualizó.

Dijo también que: “En octavo grado me seleccionaron para la Eide Capitán Orestes Acosta, y recuerdo que salté 1,85m bajo la tutela del profesor Daniel Guerra, quien me ayudó a ganar bronce en los Juegos Escolares y en la edición siguiente mejoré hacia la plata, con 1,95m”, evocó.

“Luisitín” despuntó en el 2016, cuando se impuso en el salto de altura del Campeonato Mundial sub-20, que se desarrolló en Polonia. Después de esto le costó brillar en los principales eventos; sin embargo, para alegría de los seguidores del atletismo en la mayor de las Antillas, regresó por todo lo alto, al ganar el título en Lima 2019, bajo la tutela del estelar Javier Sotomayor.

luis enrique zayas salto de altura reconocimiento santiago de cuba

De sus cualidades físicas nadie puede dudar, pero en honor a la verdad, la presea dorada obtenida nos dejó boquiabiertos, porque no entraba en los pronósticos de casi nadie.

Luis Enrique se convirtió en el cuarto cubano que se corona a este nivel luego de que uno de sus entrenadores, Juan Francisco Centelles, lo hiciera en Caracas 1983; Sotomayor en Indianápolis 1987, La Habana 1991 y Mar del Plata 1995; y el también santiaguero Víctor Moya en Río de Janeiro 2007.

“Sin duda, este ha sido el mejor momento de mi carrera deportiva. Pocos contaban conmigo, incluso fui de los últimos en incorporarme a la delegación; así que eso me hace sentirme aún más orgulloso. Fue algo increíble contar con los consejos de Sotomayor, al que además considero mi mayor ídolo”, reconoció el monarca continental.

Aseguró además que tras saberse con el triunfo fue su madre la primera que vino a su pensamiento, también su padre y su entrenador.

Los 2,15 metros, los 2,18 y 2,21 fueron alturas salvadas sin fallos, siguieron los 2,24 y 2,26, con un foul de primera instancia, y todo se completó con impecable 2,28 y el ganador 2,30, estas dos últimas, alturas a las que nunca antes había llegado.

Más seguro que nunca en su potencial, concluyó: “Mis ojos y esfuerzos están concentrados en la Olimpiada de Tokio 2020. Hice el intento de asistir a Río 2016, pero me quedé a dos centímetros, pues la marca válida entonces era de 2,29 metros. Pueden confiar de que ‘Luisitín’ va por más”.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version