Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

A 79 años de una distinción para Eusebia Adriana Cosme Almanza

EUSEBIA 4Tras cumplirse exactamente 79 años de que el Ayuntamiento de esta ciudad sur oriental de Cuba distinguiera a una de las voces femeninas de la declamación, más emblemáticas: Eusebia Adriana Cosme Almanza, quizás al mismo tiempo, la figura menos divulgada en la posteridad.

La Alcaldía homenajeó así a Eusebia con la condición de Hija Predilecta.

Cosme Almanza, toda una estrella rutilante en varios países incluido Estados Unidos de América, había nacido en la popular calle Rastro, en la zona baja y suroeste de la urbe, el 5 de diciembre de 1911, y como muchos otros artistas de su tiempo, buscó el éxito fuera del país. Y lo consiguió. 

EUSEBIA5En 1937 partió ella a la emigración. Murió el 11 de julio de 1976, azarosamente en Miami: al hacer allí escala el avión en que se trasladaba de México a Nueva York, donde residía.

Desde 1951, tras 14 años de ausencia, hizo viajes a Santiago de Cuba, donde siguió recibiendo homenajes, y a La Habana, que también la aclamó. La Universidad de Oriente también la distinguió en 1953, presentada entonces por José Antonio Portuondo; la artista dedicó un recital a José Martí, en el centenario del Apóstol.

Los años fuera de Cuba propiciaron su triunfo en otras tierras: Nueva York, Puerto Rico, México, Europa… donde conquistó altos avales.

Cosme trabajó también como actriz de teatro, cine y televisión. En la versión fílmica de El derecho de nacer, célebre radionovela escrita por Félix B. Caignet, Eusebia hizo la inolvidable Mamá Dolores.

Un espacio en la red sentencia: “Sedujo por el equilibrio entre pilares: comprensión a fondo de los textos, capacidad histriónica para trasmitir esa comprensión, buen gusto al proyectarse en escena… Juan Ramón Jiménez declaró que ya “desde España” tenía él de la recitadora la imagen de “una empinada ola negra, salvaje, y una especie de Josefinita Baker de la declamación desgarrada”, y sostuvo: “…en Cuba, al apreciarla “en ‘presencia y figura’, vi que lo mulato auténtico era también suave y delicioso, deslizante, escapado, vi que Eusebia Cosme era la rosa canela cultivada”.

Hace dos años, la escritora cubana Nydia Sarabia publicó el volumen Eusebia Cosme, la rosa canela (Santiago de Cuba, Ediciones Caserón, 2013); antes, el Poeta Nacional de Cuba, Nicolás Guillén, alerta siempre contra segregaciones de estilo yanqui, alabó a Cosme Almanza y a su “arte de decir versos de los que la gente –no sé por qué– dio en llamar ‘afrocubanos’ ”.  

Sarabia apunta que “aún desconocemos dónde descansan sus restos”, y afirma la escritora que el caso de Eusebia es una alegoría del drama de la emigración.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version