Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Bonifacio Byrne: versos en blanco, rojo y azul

bonifaciobyrneSi Miguel de Teurbe Tolón tiene el mérito histórico de haber diseñado la bandera de la estrella solitaria, símbolo nacional y enseña oficial de la República de Cuba; Bonifacio Byrne, el poeta, tuvo el honor de inmortalizarla en sus versos. Tanto la amó y reverenció, que con su pluma en ristre la defendió como los bravos mambises en la manigua.

Qué cubano no recitó con orgullo desde la infancia la estrofa aquella:  “Si deshecha en menudos pedazos/ llega a ser mi bandera algún día…/ ¡nuestros muertos alzando los brazos,/ la sabrán defender todavía!...”

Quién que conozca el poema Mi bandera, no ha imaginado la turbación de tantos buenos patriotas que desde el exilio lucharon por la independencia y regresaron a Cuba, tras finalizar la guerra necesaria, con la derrota tatuada en el alma, una derrota en listas y estrellas, a nombre del tío Sam.

“Al volver de distante ribera, / con el alma enlutada y sombría,/ afanoso busqué mi bandera / ¡y otra he visto en lugar de la mía!” “¿Dónde está mi bandera cubana,/ la bandera más bella que existe?/ ¡Desde el buque la vi esta mañana/ y no he visto una cosa más triste!”

Quién era aquel hombre que volvía a Cuba indignado por la intervención norteamericana que hizo abortar a una nación preñada de libertad.

Bonifacio Byrne, un matancero cuyo talento para la poesía y patriotismo, lo convirtieron en intérprete de las alegrías y tristezas del pueblo cubano en la lucha contra el colonialismo español.

Perseguido por sus ideales revolucionarios se vio obligado a emigrar a Estados Unidos en 1896. Y desde allí trabajó para apoyar a las fuerzas cubanas en la Guerra necesaria. Fundó en Tampa el Club Revolucionario.

A principios de 1899 regresó al país y el poema “Mi bandera” lo escribió el mismo día en que llegó, 4 de enero, en la calle Jesús María # 9 en Guanabacoa, La Habana, publicado cuatro meses después en un periódico de su ciudad natal.

Byrne llegó a ser secretario del Gobierno Provincial de Matanzas y de la Superintendencia Provincial de Escuelas. Tuvo una intensa participación en la vida literaria de Matanzas a inicios del siglo XX.

Fundó varios periódicos, publicó poemarios, hizo obras de teatro, ganó concursos literarios; y fue declarado Hijo Eminente de Matanzas en 1915.

Hace 81 años, el 4 de julio de 1936, murió este ilustre cubano, que plasmó en sus versos una idea devenida convicción y guía del pueblo cubano.

“… que no deben flotar  dos banderas/ donde basta con una: ¡la mía!”

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@cip.enet.cu / Directora: Lic. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version