Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Manualidades

UNA SOLUCIÓN POSIBLE VS EL FUERTE SOL

*¿Cómo reparar una sombrilla que tienes desechada en casa?

sombrillas reparador

El sol de este verano 2019 es tan fuerte que nos pone a pensar cómo contrarrestar sus efectos en nuestra piel. Salir a caminar hoy sin un protector solar es tan dañino como dejar de beber agua un día entero.
Una solución que te brinda ENTRE NOSOTROS es: Reemplazar la tela de una sombrilla que tengas descartada en casa.
Es solo cuestión de proponértelo, y eso incluye comprar, medir y calcular la superficie de la tela.
PROCEDIMIENTO:
- Compra la tela más ancha impermeable, de poliéster o de nailon que puedas encontrar para minimizar las costuras. Puedes comprarla de 54 y 60 pulgadas (137 y 152 cm) de ancho.
- Utiliza tela impermeable para el uso exterior para eliminar el deterioro rápido de la sombrilla.
- Podrías coser varios tramos de tela y luego cortar la sombrilla utilizando la sombrilla vieja como patrón.
Cálculo de la superficie
Paso 1: Abre la sombrilla. Deja la sombrilla actual intacta para medirla.
Paso 2: Mide el ancho de la sombrilla desde el lado izquierdo pasando por arriba hasta el lado derecho. Agrega 4 pulgadas (10 cm) para el margen de las costuras. Este es el ancho modificado.
Paso 3: Mide desde el borde inferior central de la sombrilla por encima de esta hasta la "punta". La punta se denomina férula. Tu sombrilla podría tener un florón sobre la férula. Agrega 4 pulgadas (10 cm). Multiplica esta medida por dos para encontrar el largo modificado.
Paso 4: Compra la tela según el ancho y el largo modificado. Podrías tener que coser dos o más tramos de tela para lograr el ancho necesario.
Realizar el patrón
Paso 1: Quita la sombrilla vieja del marco. Dibuja un diagrama de la construcción de la sombrilla. Incluye cualquier herramienta, arandelas, agujeros u ojales alrededor de la férula y etiqueta cada parte para tener referencia.
Paso 2: Utiliza un descosedor para quitar los puntos de la sombrilla. Si vas a hacer una sombrilla por paneles, quita sólo un panel si el resto son idénticos. Si la sombrilla es de una sola pieza, quita todos los puntos. Ahórrate las herramientas para volver a usarlas.
Paso 3: Coloca el panel o la sombrilla en una tabla para planchar. Plancha las costuras abiertas y planas. Utilizarás la sombrilla vieja como patrón.
Coser la sombrilla
Paso 1: Prepara la tela como sea necesario. Si la sombrilla de una sola pieza es más ancha que la tela comprada, cose dos o más tramos de tela para lograr el ancho necesario.
Paso 2: Coloca alfileres en el patrón (la sombrilla vieja). Corta la sombrilla o sus piezas. Para una sombrilla en paneles, corta la cantidad de paneles presentes en la sombrilla antigua. La mayoría de las sombrillas por paneles tienen entre cuatro y seis paneles. Quita el patrón de la nueva tela.
Paso 3: Coloca alfileres para unir los paneles o realiza el dobladillo plegando los bordes en 0,5 pulgadas (1,25 cm) y luego en 0,5 pulgadas (1,25 cm) nuevamente. Coloca alfileres.
Paso 4: Cose los paneles utilizando una costura recta. Examina la sombrilla antigua para determinar el margen de las costuras utilizado o emplea un margen de costura de 0,5 a 1 pulgada (1,25 a 2,54 cm). Quita los alfileres. Según la alianza de costura y artesanías, debes utilizar una aguja de 70/10 o de 110/18. Estas agujas son muy afiladas y fuertes y pueden manejar telas gruesas sin doblarse. Si no hay paneles, pasa a la Sección 3, Paso 5.
Paso 5: Cose el dobladillo (para una sombrilla con paneles, sigue las instrucciones del dobladillo en la Sección 3 Paso 3) utilizando un punto recto y un margen de costura de 1 pulgada (2,54 cm). Quita los alfileres.
Paso 6: Haz las costuras superiores y el dobladillo. Una costura superior es una costura visible cosida en la parte superior de la sombrilla sobre las otras costuras para reforzar.
Paso 7: Acude a tu diagrama para una ubicación adecuada. Coloca la sombrilla en los rayos del marco cosiéndolo a mano con una aguja y con hilo, también a través de los agujeros en los rayos y a través de la tela de la sombrilla. Puedes replicar la unión de la sombrilla original. Una sombrilla tiene de seis a 12 rayos.
TRABAJOSO PERO VALE LA PENA.

Visto: 627

APRENDE A CONFECCIONAR UN RIVAL PARA EL CALOR

5 Folding Popsicle Stick fanUn poderoso enemigo para el calor, que puedes aprender a hacer para llevar a todas partes, es el abanico. Uno de los que puedes confeccionar con la ayuda de tus hijos, ya que ellos se encuentran en su mayoría de vacaciones, es el llamado abanico Arcoíris.
Necesitas los materiales más sencillos, los menos costosos y los que están más a tu alcance. Solamente consigue los palitos lisos de las paletas de helado, papel blanco que sea resistente, cinta adhesiva y un pasador o encuadernador, si es de cabeza redonda (como muestra la imagen), mucho mejor.
En su elaboración vas a requerir de témperas y pinceles, taladro (o punzón), tijeras y bolígrafo.
Procedimiento:
1. Toma unos 5 palitos de paleta y pégalos juntos. Luego, taladre un agujero en un extremo a través de todos los palitos de paleta. Asegúrate de que el orificio sea lo suficientemente grande para que entre el pasador.
2. Empuja el pasador a través de todas las paletas para unirlas. Después recorta la parte posterior del pasador.
3. Extienda sus palos como las costillas de un abanico para que queden espaciados entre sí.
4. Traza una forma de abanico alrededor de los palos. Mantenga sus palos extendidos y retírelos de la imagen. Dibuja en el arco inferior del ventilador. (Dibujar un arco superior ayuda al ventilador a abrirse y cerrarse correctamente).

2 How to make folding popsicle stick fan

5. Recorta la forma de tu abanico y luego pinta con acuarelas o coloréalo con crayones.
6. Una vez que se seque la pintura, pega con cinta adhesiva los palitos de paletas extendidos en la parte posterior de su ventilador. Recorte cualquier exceso de papel.

3 How to make folding popsicle stick fan

7. Después debe hacer el plegado inaugural del ventilador. Muy cuidadosamente comienza a doblar tu abanico de papel. Su colocación de doblez será permanente, dependerá de la forma del arco inferior y del espaciado entre tus palos.
8. Finalmente, pruébalo abriendo y cerrando tu abanico, abre y cierra, y obtendrás que los pliegues se definan más.
Y ya lo has terminado. Espero que te hayas auxiliado de tu pequeño o pequeña para que aprenda a hacerlo y para que te aporte con las tonalidades de los colores del arcoíris.

4 diy folding popsicle stick fan
¿Qué has conseguido con esta manualidad?
- Has trabajado en equipo con tu hijo(a).
- Has aprendido a confeccionar abanicos y has enseñado a tu hijo(a).
- Ya estás lista o listo para enfrentar el calor.

Visto: 1127

MANOS DE MADRES, HACEN MARAVILLAS (II)

Hoy ENTRE NOSOTROS les presenta en las Manualidades, una madre que, después de muchos años trabajando como docente y bibliotecaria en centros escolares, decidió arriesgar su profesión por hacer lo que realmente le gustaba hacer desde pequeña.

Imagen 021

“Todo el trabajo que se realiza con las manos es para mí relajante, hace que pasen las horas sin que sienta hambre o sueño. A veces me acuesto a dormir porque sé que debo hacerlo. Pero mientras estoy frente a la máquina y del diseño del zapato o cartera que debo hacer, me siento emocionada y no siento el tiempo pasar”. Así se expresó Clara Martínez Zamora, una mujer de 49 años, quien hace 2 años dejó su profesión como educadora para dedicarse por completo a crear con sus propias manos; aunque considera que su mayor creación ha sido su bello hijo -como ella mismo dijo-, quien la aconseja en los últimos gritos de la moda para que sus manualidades sean aceptadas.

Imagen 026
En su taller, en la segunda planta de su casa, muchas veces tiene todo lo que necesita para hacer volar su imaginación, que es muy fértil. Dice que prefiere los diseños cargados, al estilo barroco, con colores vivos, perlas, piezas brillantes y todo lo que resalte la belleza de la mujer y la elegancia del hombre.

Imagen 029

En sus creaciones emplea vinilo, madera, puntillas, hebillas, perlas, pana para correas de zapatos, charol, adornos de carteras, herrajes de carteras, de zapatos, hilos, pegamento especial y garrapata, martillo, moldes para diferentes tipos de zapatos, etc.
Clarita, como muchos la conocen en su barrio, reparto Sueño, en Santiago de Cuba, siente placer con lo que está haciendo, está

Visto: 777

CARGAR AL SEGURO

Entre Nosotros en su sección de Manualidades tiene para ti esta semana, cómo hacer que tu celular reciba carga de forma segura; sin que sientas el temor de que alguien al pasar lo tumbe, que se moje en una superficie plana, entre otros riesgos que puede correr.
Este soporte que te enseñaremos hoy, es para la casa y lo haremos con material reciclado. Está diseñado para que quede colgando del mismo enchufe del cargador mientras la batería se repone.

Procedimiento:
- Debes tener un recipiente de plástico, que se asemeje a un pomo de champú ancho o de crema de la piel, o un pomo de refresco gaseado de los gordos.
- Tienes que marcar con un lápiz la línea de corte del envase, la cual debe ser de esta forma como muestra la imagen:

soporte movil1 768x262

- Señalar la línea de corte del orificio del que nuestro soporte de plástico reciclado quedará colgado. Es fundamental que disponga del tamaño necesario para introducir por este la parte más estrecha del enchufe del cargador. Asegúrate de esto.

orificio soporte

- Luego, tenemos que borrar los textos impresos del envase de plástico con ayuda de papel de lija.

papel de lija

- Una vez hecho esto, terminamos decorando nuestro soporte para el móvil. Una opción es pintarlo a nuestro gusto y otra recubrirlo con papel de forrar, de revistas, papeles de regalo.

cola y forrar

¡Así quedará mucho mejor!

6ad5901ac83319efad5581ba6ab29788

Visto: 776

MANOS DE MADRES, HACEN MARAVILLAS (I)

Nuestras madres, sin lugar a duda, son una fuente inagotable de creaciones que inspiran sentimientos disímiles. De sus manos obtenemos casi todo lo que poseemos…, desde el alimento que nos llevan a la boca al nacer hasta las caricias en la cabeza que nos alertan frente al mal. Sus manos, son un universo de maravillas.

ENTRE NOSOTROS, en su sección Con tus propias manos, quiere mostrarles a ustedes, sus más asiduos lectores, a partir de esta semana, Madres entre millones y más que, aparte de hacer diariamente su obra mayor que es la atención y cuidado de sus hijos (por muy mayores que sean) se dedican a hacer manualidades que alegran su existencia, son alternativa para alivianar económicamente la vida o, simplemente, es la actividad que con placer realizan para complementar las muchas otras que hacen por responsabilidad.

manualidad

Ana Lidia González, es hoy la progenitora que en recordación del Día de las Madres, muestra sus quehaceres manuales que en la cotidianidad nos resuelven muchos problemas y nos ayudan a embellecer nuestro hogar, de una forma más económica.

Para ella, ni sus 87 años ni muchos otros que cumplirá, serán obstáculos para hacer lo que siempre ha hecho desde jovencita, “Tejer, tejer y tejer… es lo que me gusta”, así me dijo en una conversación de rutina que a veces tenemos. Su hijo Paquito, de entre sus cuatro retoños que hoy conforman su apoyo incondicional, es el que dice ella le facilita todo lo que necesita para tejer. Hilos de coser, telas, ganchillos o agujas, lo que requiera, pone en sus manos Paquito para que su madre esté feliz y entretenida.

Horas que parecen interminables está Ana Lidia enramando los hilos en su portal, mientras conversa de muchos temas con vecinos y transeúntes que pasan diariamente por su cuadra, cuando vienen agotados de Calle 4 después de un largo viaje. En lo que les brinda un vaso de agua sigue tejiendo e igualmente les cuenta una o varias historias que acumula en lo profundo de su cabellera blanca.

Sus creaciones suelen ser en la actualidad, porque de joven hizo muchas otras cosas, tapetes, manteles cuadrados y redondos, cubrecamas, y alguna cosita que quien la conoce le encarga hacer.

Observen las maravillas que salen de las manos de Ana Lidia:

Imagen 008

Imagen 012

Imagen 009

Imagen 002

Si ven a Ana Lidia en un portal de Calle 3era, entre calles C y D del reparto Sueño, díganle que la vieron en la página web del periódico Sierra Maestra, o en el Facebook, ella se pondrá muy contenta, porque si hay algo que le hubiera gustado a ella, es ser periodista o trabajar en los medios de difusión. Hay profesiones que una las tiene bien adentro, pero para quien nació en Cuba en 1931, alcanzar estudiar esta carrera era casi imposible. Por eso, dele a Ana, un alegrón con la noticia.

Visto: 1345

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version