Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Tensiones constitucionales complican formación del Gobierno libanés

Michel Aoun y Saad HaririBeirut, 11 dic (PL) Tensiones por poderes constitucionales entre el presidente Michel Aoun y el primer ministro designado, Saad Hariri, complican el escenario libanés para formar un Gobierno, cuyo proceso estancado amenaza con consecuencias imprevisibles.

En la percepción popular, la discordia entre Aoun y Hariri empuja al país hacia una profundización de la crisis en lo económico, financiero y social ante el arrastre de una deuda pública de 83 mil millones de dólares.

Sin embargo, los analistas descartan peligros de seguridad o estabilidad, porque afirman que no tocará un acuerdo político de 2016 que condujo a la elección de Aoun como presidente y a la reasunción de Hariri como primer ministro.

Las tensiones entre Aoun y Hariri estallaron el viernes pasado en lo que los medios locales calificaron guerra de declaraciones, en tanto ambos delinearon soluciones encontradas para la formación del Gabinete.

Pese a la posibilidad del enfrentamiento político, el presidente sugirió que recurriría al Parlamento si persiste el estancamiento que entró en su séptimo mes.

Aoun anunció esa variante luego de conocer el rechazo de Hariri a una propuesta de ampliar el Ejecutivo de 30 a 32 miembros que le ofreció el canciller en funciones, Gebran Bassil.

Esa oferta facilitaría una demanda de seis diputados musulmanes sunitas independientes para acceder a un puesto en el Gabinete que el jefe en funciones del Gobierno no acepta.

Los expertos dijeron que la solicitud de Aoun al Parlamento, si sucediera, no llevaría a la legislatura a retirar el mandato de Hariri para formar un gobierno.

'La Constitución no prevé retirar la designación del primer ministro ni establecer una fecha límite para la formación del Gabinete', indicó una fuente parlamentaria a los medios locales.

En el mejor de los casos, dijo esa fuente, la remisión del presidente al Parlamento registrará una posición política, sin llevar al nombramiento de otro primer ministro.

Ante la ausencia de una autoridad para interpretar los contenidos de la Carta Magna, El Líbano seguirá expuesto a lo que dé lugar entre los poderes del Estado y a un prolongado estancamiento de la crisis.

No es la primera vez que Aoun y Hariri se involucraron en una desavenencia, pues en septiembre pasado el presidente objetó la primera versión de Gobierno presentada por el primer ministro.

Durante ese primer episodio, hubo una disputa relacionada con las prerrogativas del jefe designado de Gobierno, protagonizada por los partidos Corriente Patriótica Libre, fundado por Aoun, y Corriente Futura, de Hariri.

La Constitución establece que el jefe en funciones del Ejecutivo corre a cargo de formar el Gobierno, pero también estipula que en cualquier caso necesita el acuerdo del presidente.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version