Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Jubilados no olvidados

adultomayorSe levantó temprano como siempre, ya no necesita el despertador, sus ojos se abren automáticamente por la fuerza de la costumbre. Sentado sobre la cama reflexionó unos minutos y se volvió a acostar. Ya no tenía que vestirse corriendo con un sorbo de café en los labios ni le quedaba alguna tarea pendiente del día anterior.

Leyó el periódico, se sentó frente al televisor y abrió la puerta de la casa como esperando que algún suceso relevante lo sacara del letargo… Más de 30 años de trabajo habían concluido con su jubilación y en los primeros días se sintió perdido entre las cuatro paredes de su casa.

Esta sensación es común para muchos cubanos en edad de jubilación, cifra que se incrementa cada vez más por el envejecimiento poblacional en Cuba.

La culminación de la etapa laboral es un proceso que puede ser difícil para algunos ya que tienen que adaptar su modo de vida a realizar otras tareas sin la presión que supone un centro de trabajo.
Y resulta peor si aparejado llega el olvido. Conozco a muchos que después de décadas entregadas a una profesión y a un colectivo, su jubilación fue un suceso sin importancia. Sin agradecimientos, sin la promesa de al menos una llamada…

No existe un presente sin los protagonistas del pasado. Quienes en su cotidianidad laboral hicieron posible que alguna maquinaria no dejara de funcionar o los que no abandonaron las aulas ante propuestas económicas más tentadoras.

Los que ayudaron a formar a los más jóvenes, o por su experiencia era obligatoria su opinión.

De ellos tenemos que agradecer sus desvelos y su empeño. Quizás lo que hoy disfrutamos en los más diversos sectores, fueron sus sueños y trabajaron por alcanzarlos.

Por eso es importante que cada colectivo de trabajo preste un poco más de atención a sus jubilados. Una llamada, una visita o una consulta laboral pueden significar mucho para quien estuvo durante gran parte de su vida apostando por un proyecto social o económico.

Aunque algunos encuentren motivaciones en este periodo de la vida como ocuparse de algún hobby o dedicarse a las manualidades, practicar ejercicios, hacer arreglos a la casa postergados durante años por la falta de tiempo, emprender algún negocio por cuenta propia o simplemente disfrutar de los nietos y la familia, es importante que desde cada puesto laboral  pensemos en ellos.

Hagamos un aparte en medio de la vorágine diaria que implican los cierres del mes, las cifras elevadas de los planes de producción, el tiempo que no alcanza, los días que pasan “demasiado rápido”… y acordémonos de esos héroes anónimos del pasado que nos legaron el presente que hoy disfrutamos.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version