Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

En los jóvenes está la clave

continuadoressMás de 60 años sacando adelante a un país bloqueado, invadido por la potencia más poderosa de la historia, azotado por huracanes, afectado por plagas y enfermedades introducidas por los enemigos del pueblo... acostumbraron a los cubanos a plantar bandera cualquiera que fueran las circunstancias, máxime si tenemos la experiencia cercana de haber sido acompañados en esta lucha por el mejor de los guías.


Hoy los antiguos “Cantos de Sirenas” que pretendían atraer a los confundidos hacia la Península de la Florida, se transmutan en alaridos de los tambores de la guerra, pero a eso también estamos acostumbrados, a tener un vecino camaleónico que unas veces ataca solapado y escondiendo sus verdaderas intenciones y otras se muestra tal cual, impotente y desesperado ante un objetivo esquivo, porque con los cubanos No puede.
No sería fértil ponernos a contar todo lo que hemos pasado para mantenernos, porque llevamos las marcas en la piel, ahora se trata de enfrentar los retos que aunque parezcan iguales a los ya pasados, la particularidad del momento histórico los hace diferentes y por tanto debemos actuar acorde a la sociedad y las individualidades del siglo XXI, esta es otra enseñanza.
Cubano es la misma de los noventa, hay experiencia de resistencia acumulada en los que ya peinamos canas pero tenemos bajo nuestra responsabilidad a una generación que tendrá que aprender a conocer ciertas limitaciones y renunciamientos, aprender a tomar decisiones tácticas alternativas que le permita sobreponerse a necesidades de última hora; que en algún momento tendrá que quitarse los audífonos y apartar la pantalla del celular para asegurarse de que pisan en terreno seguro y debemos estar ahí para ellos.
No se trata ya de esgrimir frases manidas que suenan más bien a “Lavarse las manos” como “La juventud está perdida” o cosas similares, porque si algo va mal al respecto los responsables somos nosotros por no saber ponernos en su lugar, porque nos toca actualizarnos a sus pensamientos; aspirar a lo contrario, sería ir en contra de la naturaleza humana.
Al final, si sacamos bien las cuentas y comenzando por este servidor, yo tenía 14 años en 1992 y aquí estoy cumpliendo con mi papel y apuesto porque los adolescentes de hoy dentro de 25 años estarán defendiendo los mismos principios; es cierto que son otras circunstancias y eso nos toca identificarlo, en cierta medida corregir el tiro en lo que se le fue de las manos a nuestros padres y abuelos, pero hoy estamos más preparados, hay más acceso al conocimiento de ambas partes y eso facilita las cosas.
Para lograrlo, es importante darles a los más jóvenes de casa la posibilidad de conocer la realidad tal cual es, sin esconder detalles, para que sepan de qué van estos tiempos y que puedan asumir las responsabilidades que les toque, siempre respetando sus intereses propios de la edad; comoquiera que sea, nuestra historia ha demostrado que los jóvenes son la clave para la resistencia y la victoria, esta vez no será diferente.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version