Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

En tiempos difíciles: Urge la unión y la solidaridad

solidaridadPor estos días es común ver las paradas y puntos de embarque de los Inspectores Populares con una gran cantidad de personas que tienen la intención de llegar al trabajo, escuela, al médico....., en tiempo.

Pero, a la vez escuchamos comentarios como estos: "los choferes estatales no quieren parar, se piensan que los vehículos son particulares", "mira como las guaguas de algunos organismos viajan vacías", "ellos dicen que van hasta un lugar y siguen camino", "no es fácil".

Aquí no para todo, esta redactora viaja por uno de los tantos puntos de embarque que existen en la ciudad, y quedé atónita con el comentario que hacía el Inspector Popular: "Hace unos días en Dos Caminos de San Luis, el compañero que labora en ese sitio, paró un transporte, el conductor lo ofendió, pero él haciendo caso omiso, indicó a quienes les tocaba en la cola que se montaran, y el chofer dijo que no, porque iba a montar a quien le diera la gana, porque el carro era de él".

Al final, ciertamente hizo lo que dijo, dónde quedó la disciplina, el respeto al Inspector, y el cumplimiento de lo establecido. El que viaja por esos puntos tiene experiencias con choferes que mienten sobre el destino al que van, otros que ocupan los asientos traseros con cualquier cosa para no montar a nadie, muchos maltratan a los pasajeros, e inventan una retahíla de justificaciones para continuar viaje vacíos.

Esos choferes inconscientes no se dan cuenta de que el país atraviesa por una situación muy difícil, y que es necesaria la ayuda y cooperación de todos para aliviar la tensa situación que tiene el transporte público.

El Partido y el Gobierno en la provincia han recabado a la conciencia de los transportistas privados, de aquellas empresas, organismos e instituciones que tienen transporte obrero, y de todo aquel que tenga un carro estatal bajo su jurisdicción para que colaboren, pero no ha sido suficiente.

En los últimos días se han movilizado los cuerpos de inspectores estatales -los conocidos azules y  los que visten uniformes verde- para con su actuar conminar a los conductores a recoger pasajeros en paradas y Puntos de Embarque.

Por ejemplo, el lunes 9 de septiembre, pasadas las 8:30 p.m., las paradas del Abel Santamaría y El Caney, estaban abarrotadas de personas, y había en cada una los llamados popularmente caballitos; cubanos y santiagueros al fin no entendían de su presencia y hasta se quejaban de que alejaban a los pisicorre.

Poco a poco fueron comprobando que lo que hacían era garantizar que los choferes inconscientes pararan y recogieran personal, pude ver alrededor de tres guaguas de organismos que viajaban vacías y ni siquiera hicieron el alarde de parar hasta que los agentes las detuvieron.

Conductor, piense que hoy usted anda en un carro y mañana puede que se vea en una parada o Punto de Embarque, entonces entenderá lo que sienten esas personas que llevan largo rato esperando -muchas veces aguantando las inclemencias del tiempo- por el añorado aventón para llegar a su destino.

En tiempos difíciles y de carencias debido al inhumano bloqueo que cada día recrudece el gobierno norteamericano, como dijo nuestro presidente Miguel Díaz-Canel en la Mesa Redonda: “La mejor respuesta la va a dar nuestro pueblo. Nos corresponde a todos asumir con responsabilidad, con solidaridad, con sentido de unidad y espíritu de sacrificio el enfrentamiento a esta hora coyuntural”.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version