Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Por los jóvenes y para los jóvenes

jovenes de cuba

En esta etapa maravillosa de la vida humana que es la juventud, es  necesario evitar la contaminación a la que están expuestas estas personas a diario. ¿Cuáles son nuestras propuestas? Pues luchar por fortalecer lo espiritual, las ilusiones, aspiraciones, anhelos e ideales con verdadera lozanía.

Visto: 1848

La libertad, la democracia y los derechos humanos que quiere devolvernos el gobierno de los Estados Unidos

otra vez el neocolonialismoCuando Cuba padecía bajo la tiranía de Fulgencio Batista, el gobierno de los Estados Unidos decía que vivíamos en un país próspero. Entonces no nos acusaba de violación de derechos humanos, ni de falta de democracia, ni de tener dictadura. Cuba no era agredida, ni bloqueada, ni amenazada, ni acusada de ser peligro para la seguridad de los Estados Unidos.

Visto: 1558

Ser padres: el momento oportuno

planificacionUno de los momentos más hermosos en la vida de cualquier persona es llegar a la maternidad o a la paternidad. Como expresara la escritora estadounidense Elizabeth Stone: “Tomar la decisión de tener un bebé es trascendental: significa decidir que desde ese momento tu corazón empezará también a caminar fuera de tu cuerpo.”
Sin embargo, sucede que muchas veces las parejas no son lo suficientemente responsables para planificar este hecho tan importante. Enfrentar la crianza de un hijo, de una persona que depende totalmente de los progenitores, no resulta nada sencillo, mucho menos si su llegada los sorprende desprevenidos y sin estar preparados.
Cuando se trata de definir el momento para tener descendencia, entran en juego varios factores; por ejemplo, el nivel de información, la situación económica, el vivir en una zona urbana o rural, ser hombre o mujer, son algunos de los que más impactan en la toma de alguna decisión de este tipo; y, por otro lado, hay quienes se excusan en que “los accidentes ocurren”.
Y es cierto, los accidentes ocurren, pero como dice el refrán popular: ni son tan inevitables, ni son tan accidentales. Si de embarazos se trata, existen muchísimas opciones para evitarlos. El uso del condón, por solo mencionar una alternativa, es siempre la manera más eficaz de protegerse ante un embarazo no deseado, incluso de enfermedades de transmisión sexual.
Según los expertos, la edad con mayor acierto para ser madre se encuentra entre los 20 y 35 años; en ese período el riesgo tanto de la salud de la madre como la del niño es mucho menor, pues el cuerpo femenino se encuentra desarrollado y listo para enfrentar ese acontecimiento.
Es por eso que el llamado embarazo precoz, es considerado de alto riesgo, ya que ni física ni mentalmente una adolescente se encuentra preparada para la maternidad; presentan en muchos casos carencia de nutrientes en el cuerpo para poder ayudar al desarrollo del bebé; y abortos debido a enfermedades infecciosas, alteraciones en el útero, desprendimiento de la placenta...
Pueden sufrir igualmente partos prematuros, y los bebés tienden a ser enfermizos o nacen con problemas de salud y trastorno del desarrollo. Eso sin contar que lamentablemente en la mayoría de los casos, son las mujeres las que tienen que llevar la responsabilidad de la crianza de sus hijos los siguientes 18 años o más de vida.
Los embarazos no deseados en la adolescencia, constituyen un problema social que crece en nuestro país y en el mundo; porque asumir la maternidad durante el proceso de crecimiento biológico, psicológico y social, vivirla en el momento en que se deben resolver los propios conflictos, y antes de haber logrado la propia identidad personal, genera gran ansiedad e incertidumbre.
Además, las madres adolescentes pueden tener ciertas complicaciones psicológicas como miedo al rechazo, porque se sienten constantemente criticadas y por ende se juzgan solas y culpables. Pueden también llegar a rechazar a su bebé, pues como aún son niñas, no quieren hacerse cargo de la responsabilidad ya que todavía no están preparadas.
Cuando se produce un embarazo en la adolescencia, por lo general, toda la familia se reúne para decidir si los padres deben mantener al bebé o poner fin al embarazo; y de la decisión que debería haber sido solo de la pareja, toda la familia tendrá que enfrentar las consecuencias.
Los embarazos no planeados no son un camino confiable para lograr una perdurable unión de los padres, de hecho, la mayoría de ellos ni siquiera llega a formar pareja y más bien se separan; y las adolescentes que lo sufren, se ven privadas de una gran cantidad de opciones a lo largo de su vida, tienden a dejar los estudios, y les cuesta comenzar una vida laboral.
decir noPor eso, prevenir es la clave. Una buena educación sexual, un adecuado nivel de comunicación y confianza con los padres y la familia, aumenta los índices de abstinencia y genera comportamientos sexuales responsables.
Los jóvenes deben aprender que mantener relaciones sexuales conlleva responsabilidad, siendo imprescindible el uso del condón y conocer los métodos anticonceptivos, para elegir, con ayuda de algún especialista, el más adecuado. Ahora existen muchas opciones: dispositivos intrauterinos, pastillas anticonceptivas, píldoras del día siguiente, inyecciones, implantes...
Por otro lado, es fundamental desarrollar valores personales, como el respeto a nuestro cuerpo, a la vida y las decisiones de los demás; anteponer proyectos de vida y sueños profesionales a los emocionales. Y es válido decir NO cuando exista presión hacia las relaciones sexuales...

Visto: 1961

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version