Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Reforma Constitucional

Un sí a la Constitución desde las religiones y fraternidades

religiosos2Una vez más, las autoridades del Partido y del Gobierno en Santiago de Cuba intercambian criterios con los líderes de las diferentes religiones y asociaciones fraternales de Santiago de Cuba, con el fin de aunar ideas y puntos de vista en función del referéndum constitucional del próximo 24 de febrero.

La sede de la Asamblea Provincial del Poder Popular, fue el espacio escogido para debatir entre católicos, evangélicos, ortodoxos, miembros de logias masónicas, santeros, representantes de la comunidad islámica en el territorio, espiritistas, afiliados al Centro Martin Luther King, y de las religiones populares de origen africano, entre otras.

religiosos3En aras de eliminar cualquier prejuicio que impida hermanar a creyentes y no creyentes, en el encuentro se hizo patente la veracidad del artículo 15, de la nueva carta magna que expresa que: el Estado cubano es laico, pero reconoce, respeta y garantiza la libertad religiosa; además que en nuestro país las instituciones religiosas y asociaciones fraternales tienen los mismos derechos y deberes; al igual que las distintas creencias y religiones gozan de la misma consideración.

De esta manera, el Primer Secretario del Partido en la provincia, Lázaro Expósito Canto, convocó a los presentes a dar su aporte decisivo como máximos representantes de las diferentes comunidades de fe, en la participación activa y democrática del venidero día 24; con la premisa martiana de que “todo lo que divide a los hombres, todo lo que los especifica, aparta o acorrala, es un pecado contra la humanidad”.

religiososAsí, los principales líderes religiosos santiagueros concordaron en que todos de algún modo habían sido partícipes de la nueva Constitución, y que a pesar de los diversos modos de interpretación desde cada una de sus perspectivas, mantienen una línea de pensamiento por el bien común.

religiosos5En este punto se hizo un llamado a preservar la unidad de los cubanos de buena voluntad, para continuar construyendo la Patria con todos y para el bien de todos que soñara el Héroe Nacional.

“Nunca el país fue tan milimétrico como lo está siendo ahora, en conocer la opinión de todo el mundo para corregir algún detalle, para que el proceso salga fluido. No vamos a tener otra Constitución mejor que esta para la continuidad y la construcción de un mejor país. Hay un clima favorable en la provincia a pesar de los problemas que puedan surgir en la cotidianidad; y debemos ser agradecidos.

“No tenemos la menor duda de que esta Ley Suprema será aprobada en el referéndum, pero debemos estar claros de que hay un bombardeo desde el exterior para tratar de socavar y destruir el proyecto social cubano, que se llama socialismo y Revolución.

“Nuestra Constitución tiene una influencia grande del pensamiento del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, cuando en el concepto de Revolución dijo: “cambiar todo lo que debe ser cambiado”. Es la forma máxima de manifestación del derecho en cualquier nación, es la voluntad de la clase económicamente dominante erigida en ley, y en nuestro sistema social, esa voluntad es la de los obreros, campesinos, estudiantes, intelectuales, y todo el conglomerado social, que defiende un solo interés.

“El hombre, el ser social, el ser humano, el cristiano, debe estar completamente vinculado con el acontecer del país. Y debemos defender el sí, ante aquellos que nos están tratando de dividir. Ha sido satisfactorio vernos reflejados en esa carta magna, por eso somos muchos más los agradecidos que los desagradecidos; y votaremos sí porque es un documento en interés de todos los cubanos”.

religiosos1Fueron estas algunas de las opiniones que se ofrecieron en el encuentro, a las que se sumaron las de la representante de la asociación fraternal “Hijas de las Acacias”, que argumentaron defender el sí por la familia, por nuestro proceso social, y por “este pedacito de tierra que se llama Cuba, que nos pertenece y que todo el que se sienta cubano debe defender”.

Del mismo modo, desde el Centro Martin Luther King se pusieron de manifiesto las capacitaciones que han ofrecido a sus miembros en el oriente del territorio para prepararlos para una votación consciente:

“Hoy es necesario que cada cubano conozca el porqué de esta nueva constitución, hay que crecer en cultura jurídica. Es importante saber hasta qué nivel estamos siendo conscientes de que si no somos copartícipes de ese sí, muchas cosas que se han ganado se pueden ir perdiendo en el camino, y que además la Revolución no se va a perder de un golpe, si la gente vota “no”; porque esa es otra de las formas en las que se ha pensado para destruir lo que ya está construido.

“Tenemos una responsabilidad como individuos de la sociedad cubana, creemos en este proyecto de equidad, donde se plasman y se ponen en juego los derechos humanos. Tenemos que dejar a un lado esa lucha de poderes religiosos y unirnos porque si bien no estamos de acuerdo con todo, tampoco tenemos muchas diferencias.

“Hay que ir a votar el 24 de febrero, y allí ser sinceros con nosotros mismos y con nuestros principios. Estamos frente a una oportunidad de construir lo nuestro. No nos dejemos utilizar por las personas que no pretenden perfeccionar, sino desbaratar lo que con tanta sangre se ha logrado en 150 años de lucha”.

religiosos4De tal manera y como parte de la amena conversación, los líderes religiosos santiagueros refrendaron también el artículo 57, de la nueva carta magna el cual evidencia que “toda persona tiene derecho a profesar o no creencias religiosas, a cambiarlas y a practicar la religión de su preferencia, con el debido respeto a las demás y de conformidad con la ley”.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version