Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Más de 670 matrices en el “Siboney” de Santiago de Cuba en la mira del Taller EGREM-British Council

tallerUn taller de restauración y conservación de formatos fonográficos tangibles se puso en marcha hoy en esta ciudad, auspiciado por la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (EGREM) y la Britisch Council, del Reino Unido.

En la mira de dicho taller están, en primer lugar, las 675 matrices que se conservan en los archivos de los estudios Siboney, de la EGREM, en la calle San Félix de esta urbe sur oriental.

Juana de los Cuetos Fonseca, quien es la única persona de entre los fundadores de los estudios Siboney en activo laboralmente en la entidad, explicó que nombres imprescindibles de la música cubana en sus géneros y formatos más diversos aparecen en la “memoria fonográfica” del “Siboney”:  

Compay Segundo, Maduro, Eliades Ochoa, Original de Manzanillo, Cándido Fabré, Rumbavana, Ñico Saquito, Raúl Plana, Merceditas Valdés, Soledad Delgado, Harold Gramatges, la Orquesta Sinfónica de Oriente, Folclórico de Oriente, Folclórico Cutumba, Pacho Alonso, Enrique Bonne…

En el Taller participan grabadores, editores, músicos, y otras personas relacionadas con las grabaciones musicales en la ciudad.

Esta es la segunda edición del encuentro ya que el primer taller tuvo lugar en los estudios Areito, en La Habana, del 17 al 23 del pasado mes de mayo, en ocasión del Festival Internacional Cubadisco.

Dicha reunión constituyó una de las acciones de intercambio cultural de la empresa de grabaciones cubana con el British Council.

En esa oportunidad, el taller, teórico y práctico fue impartido por Richard Chappell, ingeniero jefe de los Real World Studios y Tony Caousins, ingeniero en masterización de Metropolis Studios, ambos en el Reino Unido.

Aunque ninguno de los dos especialistas ingleses interviene ahora en la reunión de Santiago de Cuba, sí está aquí e imparte los conocimientos, el ingeniero Raúl Arroyo Alcántara, especialista principal de los estudios Areito, en La Habana, quien luego de recibir los contenidos en la primera edición, está capacitado para reproducir las experiencias obtenidas.

El British Council es una organización inglesa cuyo interés reconocido es extender la colaboración en la capacitación, y contribuir con las instituciones que lo precisen, en este caso en la restauración y conservación de formatos fonográficos tangibles del patrimonio musical.

De estos temas hablaron esta mañana en Santiago de Cuba, Omar Carralero Ibargallen, representante en Cuba del British Council, y la Lic. Vianca Rodríguez Suero, especialista de colaboración del Grupo de Relaciones Internacionales de la EGREM.

Tiene  la organización del Reino Unido representaciones en más de 100 países y desde 1998 está en Cuba, donde, además, sus nexos son también en los sectores de Educación, Educación Superior y la Cultura, aunque el propio Carralero señaló que principalmente es en el arte y el idioma, y que el objetivo esencial es entrenar personal que luego pueda reiterar lo aprendido.

Recordaron que en La Habana, inicialmente fueron 20 los participantes en el Taller pero llegaron a ser muchos más los entrenados en la recuperación de medios sonoros tangibles como cintas magnetofónicas y matrices originales, al tiempo que estuvieron allí todas las disqueras de Cuba.

Explicaron que aún cuando la digitalización representa un avance ostensible, la conservación de los originales en su estado primario es esencial para luego poder hacer reproducciones con el máximo de calidad.

Grabaciones realizadas por el muy bien preparado colectivo técnico del “Siboney” han ganado ya dos Premios Grammy: los CD del Septeto Santiaguero y de Eliades Ochoa, además de otra nominación.

En la memoria fonográfica de la EGREM santiaguera aparecen, además, el último disco de Los Compadres: “Los Compadres en Siboney”; el último de Ñico Saquito: “Al bate con Ñico Saquito”; “A Bayamo en coche”, de Son 14; discos de Fernando Álvarez, Mundito González…

Los Estudios Siboney llegaron a asumir casi el 50% de la producción fonográfica de Cuba sin límite geográfico, aun y cuando inicialmente fueron inaugurados el 5 de julio de 1980 para la zona oriental del país.

Tanto Vianca Rodríguez como Omar Carralero refirieron que los especialistas ingleses “descubrieron” y se admiraron de cómo con tan pocos recursos tecnológicos, la ingeniería cubana –incluida la de Santiago de Cuba--  era capaz de hacer grabaciones con tanta calidad.

“Este intercambio no es con efecto unilateral sino que hay un intercambio de experiencias para buscar soluciones”, afirmó Carralero al calificar el Taller auspiciado por la EGREM y el Britisch Council.

La EGREM fue creada el 31 de marzo de 1964 y heredó los archivos de otros sellos disqueros, por lo que la entidad cubana lleva más de medio siglo poniendo a buen resguardo la memoria musical cubana, tan importante como la memoria histórica, y a este lapso hay que sumarle los 37 años de los Estudios Siboney.   

                              

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@cip.enet.cu / Directora: Lic. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version