Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Único de Santiago de Cuba: El ave que nunca ha volado

Ave Nacional de Cuba santiagodecuba

En Santiago de Cuba ocurren cosas curiosas que quizás en ninguna otra parte del territorio cubano y del mundo se observen, esta la podemos encontrar específicamente a unos 20 kilómetros de la ciudad, en un lugar donde la naturaleza atrapa por su verdor y topografía.


Considerado reserva natural se ubica entre las montañas de la Sierra Maestra y las cálidas aguas del Mar Caribe, estamos hablando del Parque Baconao, con diferentes propuestas recreativas y turísticas propone al visitante parques temáticos como el Valle de la Prehistoria y el Prado de las Esculturas, la laguna y un Delfinario.
También expone las ruinas, muy bien conservadas, de antiguos cafetales fundados por inmigrantes franceses a finales del siglo XVIII y principios del XIX, declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
Igualmente los excursionistas tienen la posibilidad de escalar la Gran Piedra, ubicada a unos mil 234 metros sobre el nivel del mar. Es un lugar diseñado para disfrutar y aprender al unísono, el visitante puede caminar por una pradera llena de animales prehistóricos, o formar parte de una aldea Taína entre otros atractivos.
El Parque abriga en su seno a un ave endémica de la familia de los Priotelus temnurus, el avecilla tiene una longitud de 27 a 28,5 cm, sus alas 39 a 39,5 cm., y la cola 14,8 cm., según datos consultados en Internet.

Pero, ésta que habita en el Parque Baconao nunca ha volado y se mantiene incólume en la loma donde habita, curiosamente llama la atención de todos, porque ni la cercanía de las personas ni el ruido de los vehículos lo hace emprender vuelo, quizás porque prefiera mostrarse a los humanos tal cual es o porque está atado al lugar.

Lo cierto que quienes pasan por el lugar se asombran de que rompió con el porte de su familia, si ya sabemos que es muy pequeño y él por capricho de su progenitor es muy grande y se divisa desde varios puntos de la carretera.

Esa inusual ave que todos admiramos cuando recorremos el lugar es el Tocororo de Piedra que aunque nunca ha emprendido vuelo le da la bienvenida a los visitantes.
Construido a base de piedras chinas pelonas, el Tocororo, porta en su plumaje los colores de la Bandera Cubana y por su imposibilidad de vivir en cautiverio fue declarado el Ave Nacional de Cuba.
Según la leyenda ... “una bella taína prefirió la muerte a vivir como cautiva de los belicosos indios caribes, que atacaban a las tribus costeras de Cuba para secuestrar mujeres y diezmar poblaciones.
“El cadáver de la muchacha fue transformado en el hermoso tocororo por Atabey, diosa madre de la Naturaleza para los aborígenes de la zona del Caribe”.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version