Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Una Familia de pescadores, orgullo de la nación cubana

pescadoras 12Antes de la llegada del sol, las mujeres de la familia alistan todo en la casa, la dejan pulcra y con abundante comida para los niños y demás miembros, luego se preparan para ejercer su mayor pasión (la pesca) desde pequeñas la desarrollan y cerrarán los ojos haciéndolo.


Al entrevistarlas lágrimas salen de sus ojos porque aman el mar más que a ellas mismas, diferentes generaciones de pescadores conforman la familia Del Toro y saben que tienen continuidad. No solo pescan, también cuidan las costas.
La pesca es una profesión que ha existido desde la prehistoria en varias modalidades, básicamente se hace desde la orilla o en barco. Se calcula que en el mundo hay más de 30 millones de personas con este oficio. Un pescador es la persona que vive de las capturas de peces y otros animales acuáticos, ya que captura cantidad suficiente para alimentarse y vender el excedente.
Las mujeres de la familia Del Toro son humildes, trabajadoras, valientes se parecen al lugar donde viven que es en Bahía Larga en el Municipio santiaguero Guamá, sin duda son ejemplo de féminas emprendedoras y perspicaces.
Dunia Rodríguez Del Toro es una de las más jóvenes pescadoras y expresa: “Comenzamos a trabajar desde las 10 de la mañana y terminamos a las 6 de la tarde, pero como nos encanta esperamos hasta las 10 de la noche a que lleguen los hombres de la familia”
Rodríguez Del Toro continúa diciendo: “Hay muchas anécdotas, pero tenemos una cuando estábamos pescando cinco personas y cerca del Hotel Sierra Mar, vimos algo que pensábamos que era un tiburón rápidamente salimos hacia la orilla y nos dimos cuenta de que en una balsa gris había varias pacas de mariguana urgentemente llamamos a los Guardafronteras y sí exactamente era eso, pero pasamos tremendo susto”.
Reina Catanares Del Toro, quien es una de las pescadoras veteranas dice: “Aparte de que vamos a pescar también velamos las costas, es un orgullo para mí ser pescadora porque hago dos funciones ayudo con la economía del país y cuido de que la droga no llegue a manos de personas inescrupulosas”.
La familia que se queda en tierra está preocupada todo el tiempo, porque sabe que son embarcaciones pequeñas, sin grandes condiciones y su mayor alegría es cuando regresan vivas a casa. Es una tradición muy hermosa porque hasta entre pescadores se esperan, para conversar, para saber cómo les fue, al final la familia son todos. Por eso siguen pescando, por ellos y por el amor infinito que las unen al mar.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version