Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Un programa que cambia vidas (Parte I)

rural ooCarretera Siboney Km 10 de El Brujo; Barrio Alejo; Vista Hermosa; casa #1 km 6; Edificios Forsa 28 y 39 de San Pedrito; Carretera Central s/n Km 21 ½; Laguna Blanca de Contramaestre... Son numerosos los asentamientos poblados por moradores beneficiados en Santiago de Cuba por la Ley General de la Vivienda y sus normas complementarias.

Ya sea por las vías de construcción estatal, mediante subsidios y esfuerzo propio. En cifras, de 2015 hasta la fecha 16 769 hogares han sido terminados estatalmente, entre afectados por eventos climatológicos, erradicaciones de condiciones precarias y la eliminación de barrios insalubres, con un consecuente crecimiento y mejoría de la calidad de vida.

¿Cuáles son hoy los comportamientos de estas buenas y perfectibles prácticas del programa en la provincia? Para indagar en la interrogante y sus respuestas, Sierra Maestra intercambió con sus protagonistas, y algunos responsables.

La esencia también cuenta

rural 9En calle 7 #54 entre 6 y 4 del reparto Vista Alegre, inmueble habitado por siete familias, una de sus moradoras en representación de los vecinos, emitió desde el año 2020 un reporte, en el cual se manifestaba la residencia en una construcción antigua con severas afectaciones. Realizado el informe en la Dirección de la Vivienda, se efectuó un Dictamen Estructural y Proyecto Ejecutivo; sin embargo, aún no se ha materializado pese a la premura de los solicitantes.

Directora Provincial de la Vivienda“Esta es una rehabilitación con un alto nivel de complejidad, -subrayó Mariana Denis Rojas, directora Provincial- el cual se evalúa para incorporarlo al plan del año 2022, ya que estos se confeccionan desde un año antes, por esta razón no dio tiempo a incluirlo en el del 2021, pues cuando se planteó ya estaba elaborado, por tanto hay que tener en cuenta que los planes constructivos se confeccionan con un año de antelación y como principal requisito las obras tienen que contar con la documentación. Es un caso que mantenemos en seguimiento hasta que se apruebe su intervención”.

Más allá de las demoras que se generan en casos específicos como este, son diversas las acciones que se han ejecutado en inmuebles y edificios multifamiliares, de 2015 hasta la fecha se han impermeabilizado alrededor de 439 edificios, eliminado fugas hidrosanitarias en 1 555, y rehabilitado integralmente 876.

Dichas rehabilitaciones y conservaciones se han extendido a viviendas, siendo ejecutadas integralmente en 1 164, y se han reparado 641 techos. En esto se incluye la eliminación al 89% de los pisos de tierra identificados en el censo de población y viviendas, es decir, la erradicación de un total de 37 849.

De esos buenos y siempre mejorables ejemplos también nos legó la historia de Grethel Medina Medina, quien es residente en Moncada #66 interior, entre San Ricardo y San Antonio de esta ciudad.

Ella tiene tres niños: un varón de 10 años, y dos niñas, de cinco y dos años; Alain, Alenna y Alianne, respectivamente. En 2018 dio a luz a su tercer descendiente, de ahí que durante el 2019 solicitase una vivienda con dos causas: la de ser madre numerosa y como parte del plan nacional para sustituir cuarterías.

Ya iniciada la obra y sus labores constructivas, la familia se reubicó en uno de los locales hechos para la convivencia temporal en la misma dirección. Sin embargo, en tanto la espera se extiende, el proyecto ha sido paralizado en varias ocasiones.

Al respecto, y como parte de la tarea de llegar caso por caso de la mano, Denis Rojas precisó que: “Hemos atendido en nuestras oficinas en dos ocasiones a la usuaria, donde ella ha referido la situación de la demora en la ejecución del inmueble. “Se ha evaluado en este caso con la Empresa de Mantenimiento Constructivo No.1, la que lleva a cabo la tarea, las continuas paralizaciones por el déficit de algunos suministros fundamentales como el cemento.

“Es decir, en la medida en que seamos capaces de contar con el suministro de P350 para continuar, se priorizará el accionar en este inmueble”.

Desde el año 2019, con el inicio de las acciones para la atención a las dinámicas demográficas, se han otorgado hasta el primer trimestre de 2021, un total de 142 viviendas para estas madres, 52 atendidas por vía de subsidio. “Sin embargo, aún nos quedan muchas madres a las que llegar, el levantamiento que tenemos conciliado con la Dirección Provincial de Trabajo arrojó más de 6 mil madres con más de tres hijos, de ellas más del 80 % con diferentes necesidades habitacionales”, acotó la directiva.

Una Dirección insatisfecha

Dagoberto Leyva Kindelán es uno de los expedientes de solicitud de residencia más antiguo con los que cuentan los archivos de Vivienda, desde el 2011. Él, al igual que otras familias, residían en aquel entonces en Callejuela #69, entre San Antonio y San Ricardo, en el Centro de la Ciudad.

Sin embargo, por la situación precaria de ese interior, fue demolido, y los residentes se reubicaron por medios propios a la espera de una vivienda.Desde entonces, Kindelán convivió una temporada con su suegra en Avenida 5ta, edificio 1009, Apartamento 4 de Versalles, y luego en el Barrio Militar de la zona donde mora actualmente. Según refiere:

“Hace tiempo me citaron en Vivienda Municipal para entregarme la llave de la casa, pero al final nunca me la dieron. La explicación era que me la otorgarían al día siguiente porque estaban evaluando la calidad técnica; pero la espera se ha convertido en seis años. Desde entonces me recomendaron que fuera a Planificación Física, a la Oficina de Atención a la Población...yo he visitado todos los lugares, y nada”.

Atendiendo a la respuesta de los especialistas en la Dirección Provincial de la Vivienda, al ser su familia numerosa, ha requerido la espera de dos viviendas, con la necesidad de que cada una cuente con tres cuartos, acorde con la cantidad de integrantes en su núcleo. Pero más allá de esta razón, la Directora Mariana Denis Rojas dirige su análisis a la raíz de algunas problemáticas como esta:

“El componente humano en todas las dependencias y el seguimiento continuo que se le debe dar caso a caso, lo cual nos falta aún mucho por lograr. No sólo en problemas constructivos, sino también en trámites legales.

“Por ejemplo, la provincia en el primer trimestre de este año lleva alrededor de 300 a 400 expedientes fuera de término, que son personas esperando por la respuesta de un trámite. A esto se suma el componente de estrechar las relaciones de trabajo con las entidades que intervienen en eso, ya sean Planificación Física, el Arquitecto de la Comunidad, los Consejos de la Administración, de los cuales tenemos una interdependencia.

“Hoy los municipios que reportan las mayores cifras de casos orientados son Santiago, La Maya, Contramaestre y San Luis, este último con la mayor cifra de no solucionados. De igual forma la carencia de medios de trabajo también dificulta estos procedimientos.

“Nosotros estamos en función no sólo de las inconformidades de estas personas, sino también de las propias como equipos comprometidos. En estos meses nos dedicamos a que la mayor parte de esos expedientes se reduzcan, y con ello que disminuyan los trámites y la espera. Y esto debemos alcanzarlo al cierre del primer semestre de este año, pese a las dificultades que están presentes”.

Más allá de los altos y bajos que pueda reportar un programa que depende de los componentes materiales y humanos, desde 2012 hasta la fecha se han erradicado 142 cuarterías, lo cual representa la reubicación en viviendas nuevas de 729 familias.

Así se pudieron constatar con los antiguos vecinos de Heredia No.32 con 14 cuartos, reubicados en Forsa No.10 de Ampliación de zona 9; y en la cuartería de San Fernando 201 con seis cuartos, moradores ahora del Forsa 10 y Edificio Vhicoa en la Empacadora.

Ahora bien, ¿qué procedimientos usted debe conocer si desea abrir un expediente en Vivienda por diversos fines? ¿Cómo puede hacerles llegar sus insatisfacciones de forma directa y efectiva en caso de experiencias negativas?

¿Qué nuevas resoluciones facilitan la obtención de una vivienda a los subsidios, los padres numerosos y a las familias, en sentido general? ¿Cuáles son las alternativas de la Dirección Provincial de la Vivienda que implementará a corto plazo para reducir las demoras por falta de materiales? Más historias y resultados llegan de los municipios, desde las áreas rurales y urbanas, en una segunda parte.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version