Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Mariana Grajales no murió se multiplica en cada mujer cubana

Cuba Mariana Grajales2Cómo no amarla, cómo no venerarla si amo a la Patria más que a ella y que a sus propios hijos, ejemplo de valentía, pero de las grandes, de lealtad a la causa de la libertad, de patriotismo, de altruismo. Mujer inigualable, de baja estatura, pero de gran convicción.

Mariana Grajales Cuello la “Madre de la Patria” nació en Santiago de Cuba el 12 de julio de 1815 y murió en Jamaica el 27 de noviembre de 1893, fue una patriota cubana, de raza mulata, hija de padres dominicanos. Luchadora en las gestas independentistas, paradigma de mujer, madre cubana y progenitora de los Maceo, estirpe que simboliza toda la hidalguía y el valor del pueblo cubano.

Fue grande, no solo porque gestara y pariera héroes, sino también porque educó a todos los hijos para que tomaran la senda que condujera al logro de la libertad de Cuba, sojuzgada por el colonialismo español, a la par de establecer, desde el hogar, un ejemplo excepcional de conducta humana en un medio totalmente hostil. Su ejemplo ha devenido símbolo de la mujer cubana.

Se necesita mucho coraje para tener un hijo gravemente herido y decirle al otro, que es prácticamente un niño: “Y tú, empínate, que es hora de que marches al campamento”, porque un hijo tenía que sustituir a otro, o cuando el herido estuviera mejor decirle que ya estaba curada su herida, que fuera a buscar la otra, pues ninguno de sus hijos fue traidor ni fue cobarde.

Ella misma, además, consagró la vida a la lucha por la independencia de Cuba a la que entregó, con amor de madre y orgullo de patriota, a todos los hijos y alentó al esposo a seguirlos, convirtiéndose de inmediato en una mambisa irreductible.

Catorce hijos engendró Mariana, la mayoría de los cuales tanto de su primer matrimonio con Fructuoso Regüiferos como los concebidos con Marcos Maceo, cayeron en la pelea por la independencia ostentando por su decisión y bravura grados militares. En la guerra perdió también al padre de los Maceo, Marcos, que antes de morir exclamó ¡He cumplido con Mariana!

Con el alzamiento del 10 de octubre de 1868, Mariana hizo jurar a su esposo Marcos e hijos mayores liberar a la Patria o morir por ella. La mayoría de los varones se incorporaron a la manigua, mientras las mujeres con la madre al frente, marcharon a curar enfermos y heridos.

No hubo flaquezas en esta cubana cuando supo de la caída de seres queridos que combatieron con valor y arrojo a las tropas españolas o fueron llevados con profundas heridas o casi moribundos.

 Actitud de valentía asumió en esa ocasión con el llanto de las mujeres y echando de su lado la debilidad les dijo:  “¡Fuera faldas de aquí! ¡No aguanto lágrimas! (…) ”. De todos los hijos de Mariana, 12 participaron en las gestas independentistas, ya que dos de ellos, Manuel Regüeiferos Grajales y María Dolores Maceo Grajales, murieron antes de iniciado el proceso insurreccional. De los hombres de la familia muchos ocuparon un lugar destacado en la oficialidad del Ejército Libertador y, por ejemplo, Antonio y José Maceo Grajales alcanzaron el grado de Mayor General; Rafael Maceo el de general de brigada; mientras los restantes merecieron otros como teniente coronel, capitán, teniente, subteniente y sargento. Concluida la guerra en 1878, la madre salió de Cuba para instalarse en Jamaica y desde esa cercana tierra continuó colaborando con la causa, con la creación de los clubes patrióticos. En Kingston ocurrió el fallecimiento de esa extraordinaria cubana y sus restos fueron exhumados años más tarde y trasladados a la necrópolis de Santiago de Cuba.

A 127 años de su partida hacia la eternidad las santiagueras nos sentimos orgullosas por su ejemplo insuperable, porque nació en nuestra provincia y puso en alto el nombre de la mujer cubana. Mariana crece y se multiplica en cada cubana.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version