Santiago de Cuba,
×

Warning

JUser: :_load: Unable to load user with ID: 1323

Un proyecto infantil de ciencia

07 August 2022 Escrito por 

Desde el Joven Club de Computación Provincial se desarrolla hace poco más de dos años robotizando la Esperanza, un proyecto que trabaja en la formación de los infantes, para fomentar sus conocimientos sobre la informática y la programación.

Su misión es desarrollar habilidades desde edades tempranas, que permitan a los niños usar la tecnología aplicada a la enseñanza en los centros escolares a los que pertenecen, defendiendo así, el vínculo con las instituciones educativas.

Desde sus inicios en diciembre de 2020, se diseñaron estrategias para captar, motivar y enseñarles acerca de esta ciencia. El trabajo comenzó con un pequeño grupo de estudiantes de primaria y secundaria; quienes recibieron sus primeras clases con la reconocida herramienta Scratch.

IMG 20220806 WA0015Crear desde esta plataforma, que se utiliza para desarrollar conocimientos de programación en los más pequeños, permitió el avance del proyecto, gracias al trabajo con métodos más asequibles para realizar software, historietas, videojuegos y animaciones.

Yenin Calderín Abad, Máster en Ciencias de la Informática que labora con los estudiantes, explicó que mediante Scratch los niños trabajan con bloques de construcción para programar; esto facilita su entendimiento y en la mayoría de los casos, les resulta bastante fácil aprenderlo.

Cursos, talleres y trabajo constante permitieron que en poco tiempo los integrantes de este proyecto participaran en eventos como la Competencia Nacional de Robótica Educativa o la Copa International Kids Coding Competition IKCC, presentando los trabajos desarrollados con el apoyo de sus maestros y resultando premiados.

IMG 20220806 WA0011Además de sus logros en programación de software; los niños de Robotizando la Esperanza, gracias a un kit de robótica donado por la Unesco, incursionaron el trabajo con el hadware considerada la parte física, contando con tres ejemplares del modelo Mblock.

A partir de esta entrega, nuevos retos se sumaron para este grupoque trabaja la programación de los robots desde el Mbot 2.0 ycontinúan su preparación a través de cursos de electrónica básica y digital, conociendo los componentes de estos dispositivos.

La mayor alegría de los infantes apasionados por la robótica es incorporarles funcionalidades a las piezas, diversificando las opciones predeterminadas que poseen.

IMG 20220806 WA0013De esta forma, además de retroceder, avanzar o desplazarse por la pista, deteniéndose al detectar obstáculos, a estos robots lograron incorporarles diseños en su pantalla led que permiten cambiar sus colores o mostrar estados de ánimos; igualmente exhiben el nombre y logo del proyecto.

Xian Joel Joa Calderín, quien cursa el 8vo grado en la Secundaria Básica José de la Luz y Caballero y pertenece a este proyecto desde sus inicios, se refirió a la importancia que para él reviste esta iniciativa y el hecho de obtener conocimientos de programación desde la robótica, al respecto señaló:

“La programación sobre la base de bloques y no códigos como otros leguajes, nos ayuda a trabajar desde las PC, haciendo pequeños programas como videojuegos y software educativos;  otenciando su uso para ayudar en la solución de problemas cotidianos, de forma más didáctica para los niños, ejemplo de ello es generar conciencia sobre el cuidado del medio ambiente.

“En una competencia digital convocada en la India, tuve la oportunidad de realizar un programa para reconocer objetos reciclables al ser presentados delante de la cámara; orientando a la persona hacia reciclaje, lo categoriza para reutilizarlo adecuadamente.

“Con este proyecto mis compañeros y yo ampliamos nuestros conocimientos y el trabajo en equipo; fomentando el amor hacia estas profesiones; nos adentramos en la programación de los robots y aprendemos cada día en función de crear”, resaltó.

IMG 20220806 WA0012Además de la experiencia de Xian, este equipo logró desarrollar otros programas como el video juego “El nasobuco a la moda”, que durante la pandemia, permitió mayor entendimiento por parte de los infantes, junto a diversas animaciones que reflejaban la distribución de las vacunas y su importancia.

Está también Ecoparque, que incentiva a la limpieza de estos espacios, así como otras  programaciones que muestran a través de los robots, comportamientos y conductas a seguir, con mensajes educativos que fomentan los valores.

Roberto Cordoví, es el profesor de robótica del proyecto, de su trabajo con los más pequeños resaltó: Es todo un reto desde el punto de vista de la programación; resulta difícil hacer a un niño entender cómo funciona ese lenguaje y darle vida a estas piezas, pero laboramos con empeño para mantenerlos motivados.

“Muchos se desesperan en el inicio, creen que no podrán lograrlo, pero al final aprenden, consiguen con paciencia y dedicación programar. Las competencias siempre ayudan y estimulan a que persistan, hasta lograr la funcionalidad que desean en los equipos”,  agregó.

Con excelentes resultados, Robotizando la Esperanza desde los Joven Club, procura presentarse en futuros eventos con productos más terminados, incorporándole la programación de los móviles como dispositivos de control.

Tienen como meta además, ampliar la matrícula de niños e incidir en la formación vocacional de este grupo etario. Asimismo, prevén seguir generando ideas que tributen a temas actuales, para el provecho y uso adecuado de las tecnologías informáticas con este proyecto infantil de ciencia.

  • Compartir:
0 Comment 1194 Views

Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree