Santiago de Cuba,

De vez en cuando es necesario sacudir el mundo para que lo podrido caiga a tierra

15 September 2022 Escrito por 

Esta cita de José Martí está contenida en una carta  dirigida al Director del  periódico  El Partido Liberal,  de México, fechada el 20 de julio de 1887.  El tema está referido a la excomulgación, por el  Papa, del párroco Eduardo McGlynn, criticada por el Apóstol de la independencia cubana. En este caso el enjuiciamiento sobre la Iglesia es  severo y  pone al descubierto los intereses a los que sirve la institución.


Así lo expone  Martí: ¿Conque el que sirve a la libertad no puede servir a la iglesia?  ¿Con que hoy, como hace cuatro siglos, el que se niega a retractar la verdad que ve, y que la iglesia ataca donde no puede vencerla, o tiene que ser vil, y negar lo que está viendo, o en pago de haber levantado en una diócesis corrompida un templo sin mancha, es echado al estercolero, sin agua bendita ni suelo sagrado para su cadáver?

Y prosigue: ¿Con que la iglesia se vuelve contra los pobres que la sustentan y los sacerdotes que estudian sus males? (…)  ¿Con que la iglesia no aprende historia, no aprende libertad, no aprende economía política?

La misiva expone los cambios operados en el mundo y el negativo papel de la iglesia respecto a los intereses de los pueblos. “Las religiones todas son  iguales: puestas unas sobre otras, no se llevan  un codo y una punta: se necesita ser un ignorante cabal, como salen tantos de universidades y academias, para no reconocer la identidad del mundo. Las religiones  todas han nacido de las mismas raíces, han adorado las mismas imágenes, han prosperado por las mismas virtudes  y se han corrompido por los mismos vicios”

Como “un cura virtuoso” califica al excomulgado. Y dirige al Papa una interrogación: ¿Se puede ser hombre y católico, o para ser católico se ha de tener alma de lacayo?  Y utiliza certeros argumentos:  “Conque  el sol no se enoja porque se le diga que tiene manchas, ¿y el hijo de un país libre, porque lleva la túnica del que murió por sacar a los hombres de  pena no puede decir, cuando ya se tiene el hambre encima, cómo se remedia el hambre?

Y se refiere Martí a la reacción de los creyentes ante la medida papal contra  McGlynn: “Así, cuando cayeron sobre el piadoso sacerdote que con la dirección de la sabiduría busca  remedio en las leyes para evitar la revuelta sangrienta de los desesperados, se alzó contra estas excrecencias de Jesús el pueblo que lo ama, y a la excomunión de la Iglesia, que castiga al buen cura por servir al hombre, ha respondido el pueblo de Jesús excomulgando a la Iglesia. ¡Esa es nuestra  Iglesia, ese cura pálido!

Son aleccionadores los fragmentos que expone Martí sobre la autodefensa del cura excomulgado, viva denuncia sobre lo que considera una traición de la Iglesia a sus feligreses, en aras de congraciarse con los poderosos. En otros trabajos, se refiere al mismo caso. Esta carta de Martí fue publicada también por  el diario argentino La Nación, con fecha 4 de septiembre del mismo 1887.

  • Compartir:
0 Comment 574 Views
Orlando Guevara Núñez

Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree