Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

"Anisley: donde la responsabilidad se impone"

jefabrigadaEn Santiago de Cuba ha disminuido el índice de infestación por el mosquito Aedes aegypti gracias a la labor sostenida de los operarios de la campaña de vigilancia y lucha antivectorial, el apoyo de las autoridades políticas, administrativas y sanitarias del territorio, así como de las principales organizaciones de masas. No obstante, el riesgo persiste y por eso se continúa trabajando intensamente.

Con solo 21 años de edad y apenas ocho meses de experiencia, Anisley Lescaille Griñán, es una de esas jóvenes a las que hay que agradecer estos resultados. Graduada como técnica de vectores, por sus buenos resultados hoy se desempeña como jefa de brigada de uno de los Grupos Básicos de Trabajo (GBT) del policlínico Carlos J. Finlay de esta ciudad.

“Antes formaba parte de la brigada de control de focos, que era como el espejo de este policlínico; es decir, nosotros éramos los encargados de inmediatamente que se detectaba un caso febril, un sospechoso de zika o dengue, ir a la vivienda y revisarlo todo.

“No solo los depósitos de agua, había que tener también conocimiento de las fechas de inicio de los síntomas de las personas, si ingresó, si tuvo contacto en otras áreas de salud; y además informar en esas áreas para que pudieran hacer las mismas acciones.

“En estos momentos, lo que me corresponde es acompañar al operario y fiscalizar su trabajo, en función del descubrimiento y la destrucción de los focos, así como evitar que surjan otros nuevos que favorezcan la proliferación del vector”, explicó.

Lescaille atiende cinco consultorios médicos, por lo que tiene igual número de operarios integrales a su cargo. Sobre su labor diaria comenta:

“Es difícil llegar al operario, pero hay que buscar siempre la manera. Puede que te planteen un problema hoy, y como seres humanos, uno lo entiende; pero mañana hay que exigirle por el trabajo de dos días, y hay que buscar vías para que no se molesten y hagan bien lo que les toca, si no el trabajo no sirve.

“Lo que hacemos es importante pero a la vez complicado, porque se abarcan muchas cosas, y aunque las personas piensen que es sencillo no es tan así. Por ejemplo, uno visita una vivienda un día, y al siguiente pasan los supervisores o alguien más; por eso tenemos que lograr que cuando esas personas lleguen y revisen, digan: “quien pasó por aquí hizo un buen trabajo”.

“Por lo tanto, considero que como jóvenes tenemos que destacarnos, y eso solo se logra si le ponemos al trabajo el empeño que debe de llevar.

“Muchas personas tienen erróneos conceptos de la juventud, porque a veces, y no todos, nos comportamos de una manera desenfadada y diferente a lo que muchos quisieran; pero no se puede negar que una gran parte de la juventud, yo diría que la mayoría, siempre ha querido dar un paso adelante para demostrarle a otras personas que no somos todos iguales. De ahí que tengamos que día a día, seguir batallando para expresar que somos y podemos ser grandes”, finalizó.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@cip.enet.cu / Directora: Lic. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version