Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Los “héroes” cubanos de Trump

dtrumpEs  entendible que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, tenga como “héroes”  a los mercenarios de Playa Girón. Gente de su misma calaña, con sus mismas aspiraciones y, desde luego, con sus mismas frustraciones respecto a Cuba.

Pocas veces, como lo hizo el presidente de los Estados Unidos al referirse a su política contra Cuba,  se han  utilizado tanto las palabras libertad y derechos humanos, siendo, a la vez, el representante del gobierno más violador de la libertad de su pueblo y de otros muchos en el mundo, y el mayor culpable de que habiten el planeta en que vivimos tantos  humanos sin derechos.

Su discurso, claro está, no se lo elaboraron para el pueblo cubano. Está diseñado para satisfacer mezquinos intereses de grupúsculos contrarrevolucionarios amamantados aún en Estados Unidos  y, según opinión de muchos analistas, para tratar de cubrirse la espalda frente a graves acusaciones que debe enfrentar en su propio país, sin la certeza de salir ileso.

Los cubanos conocemos bien a los amigos cubanos de Trump. A los que él les ha prometido acompañar en su lucha por la “libertad”  cubana. Si a alguien le quedan dudas sobre el “patriotismo” de esos “héroes”, bastaría recordar algunas cifras de quienes integraron la invasión mercenaria de Playa Girón, en abril de 1961.

He aquí algunos de esos “libertadores” de procedencia cubana. Juzgue el lector.

Entre los  1 500  mercenarios se enrolaron en la invasión 194 ex militares y esbirros que habían formado parte de la tiranía batistiana. Muchos de ellos con numerosos crímenes pese a los que  fueron  protegidos  por  las autoridades norteamericanas. Venían a restablecer los órganos represivos, de tortura y asesinatos.

Vinieron l00 latifundistas, 112 grandes comerciantes y 35 magnates industriales, con el propósito no de liberar a los cubanos, sino de arrebatarles las propiedades que les había devuelto la Revolución. Venían  a quitarles la tierra a los campesinos, a explotar a los  obreros, a sumir de nuevo a los cubanos en la miseria y la explotación.

Entre los “libertadores” formaron parte de la invasión mercenaria 67 casatenientes, 24 grandes propietarios, 179 personas acomodadas económicamente. Y un elemento que no podía faltar, los lumpens, 112, que no trabajaban, y pretendían volver a vivir en Cuba a costa del sudor del pueblo. Era esa la “flamante” Brigada 2506 a la que el presidente norteamericano le rinde culto.

Era esa la avanzada que debía crear una cabeza de playa y proclamar un gobierno provisional que pediría ayuda al gobierno norteamericano, el cual  intervendría  a su favor para regresar a Cuba al pasado capitalista y de oprobio, para efectuar los cambios que todos los gobiernos yanquis, desde Eisenhower hasta Trump, han querido para el pueblo cubano.

La ignorancia del presidente yanqui, alimentada por la prepotencia, desconoce la historia de lucha y el heroísmo del pueblo cubano. Quizás le convenga que sus asesores  se la enseñen un poco, si es que acaso tienen alguna noción sobre ella.

Mientras tanto, vale recordarle el legado fidelista, asumido por todo nuestro pueblo,  de que vivimos en un país libre que nos legaron nuestros padres y primero se hundirá la Isla en el mar antes que consintamos en ser esclavos de nadie.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@enet.cu / Directora: MSc. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version