Periódico Sierra Maestra

Switch to desktop Register Login

Bondades de “El Caribeño”

ranchonguamaHoy por hoy, los típicos ranchones de la gastronomía, modestas instalaciones erigidas de madera y con techo de guano, distinguen el sector y la geografía santiaguera en sitios muy privilegiados, los cuales son visitados por lugareños y concurrentes nacionales y extranjeros, quienes llegan frecuentemente a esta porción de la región suroriental de la Mayor de Las Antillas.

El costero municipio de Guamá, ubicado al suroeste de la ciudad de Santiago de Cuba, incorpora a su pintoresco relieve encantado por la belleza natural de la  Sierra Maestra y el Mar Caribe varios de estos espacios. Tal es el caso del Ranchón Caribeño de Chivirico, en la cabecera del territorio montañoso, el cual a un lustro de su fundación conserva esos encantamientos.

En esa instalación, fundada en el 2009  laboran 18 trabajadores quienes se mantienen desde esos mismos iniciales momentos brindando un eficiente servicio, el cual hace prevalecer al colectivo entre sus homólogos del sector gastronómico en la localidad montañosa.

 La limpieza, higiene y el orden interior, este último apoyado en un atractivo diseño de las mesas, permiten cubrir siempre las 30 capacidades del atrayente local, además de sus áreas exteriores extendidas hasta la inmediaciones de la orilla de la popular playa de Chivirico.

Todos los días, a partir de las 10 de la mañana comienza la prestación de los servicios a la población hasta casi las 12 de la noche, sin embargo los sábados y domingos se extiende invariablemente el horario en correspondencia con las exigencias y comportamiento del un verano que ya cierra sus cortinas y de las “Noches Guamenses”.

En el  “Ranchón Caribeño”, el plato típico es el pescado frito, el cual se identifica igualmente con el esmerado trato de sus trabajadores y la buena calidad  en la cocción de un congrí, arroz con chicharrones, el cerdo asado y guisado, así como también con la fría cerveza embotellada, de lata y la dispensada.

El trabajo mancomunado de los diferentes factores del centro y la combinación de la juventud y la experiencia entre sus fundadores y bisoños trabajadores de la instalación consolidan al Ranchon. Allí, se cuentan con dos brigadas de trabajo, que a pesar del esmerado trato que brindan a los comensales, resulta una preocupación constante en ser mejor cada día en una esmerada atención que garantice la buena acogida que ofrece el atrayente local.

Lo que no cabe dudas, es que la emblemática instalación, que ya es parte inseparable del centro urbano del costero poblado de Chivirico, se convierte en la actualidad en un sitio para la distracción, la diversión y el disfrute de un buen momento entre la sierra y mar.

Periódico Sierra Maestra/ Correo: cip226@cip.enet.cu / Directora: Lic. Olga E. Thaureaux Puertas/ Redacción Digital: Lic. Clara Gayoso Giro, MSc. Arnaldo Clavel Carmenaty / Informático: Ing. Alberto Elers Pérez / Copyright ©. Todos los Derechos Reservados. Autorizamos la reproducción de trabajos de este sitio, siempre que sea de forma íntegra y se cite la fuente.

Top Desktop version