Santiago de CubaJueves, 27 de Noviembre de 2014  / ISSN 1681-9969
Sierra Maestra en Inglés Sierra Maestra en Facebook Sierra Maestra en Twitter Sierra Maestra en Youtube Sierra Maestra en Flickr

Mañana será la fiesta de un millón de santiagueros enamorados

Noticias - Cultura

Santiago de Cuba, feb 13.- Mañana será la fiesta mayor para que alrededor de un millón de santiagueros, que están enamorados, celebren lo que han estado preparando durante semanas: el 14 de Febrero, Día de San Valentín.

Espectáculos artísticos y ventas especiales al estilo de ferias ocuparán sitios y tiempo en la provincia de Santiago de Cuba, en la franja sur oriental de Cuba, especialmente la populosa Avenida Victoriano Garzón, donde se celebran las tradicionales Noches Santiagueras.

Igualmente, en teatros y salas de concierto, agrupaciones y solistas musicales "regalarán" su arte a los enamorados, por ejemplo, la Diva de la Canción Cubana , Omara Portuondo estará mañana 14 de Febrero en el escenario de la Sala Dolores , a las 20:30 horas, y un día después, en el Teatro Martí, en esta propia ciudad.

En muchos lugares del mundo se conoce la efeméride como Día de San Valentín pero en Cuba es tradición denominar Día de los Enamorados, la jornada 14 del segundo mes del año.

El hecho de anunciar que casi la población completa de esta provincia santiaguera festeje el Día del Amor es solo un "gancho periodístico", pues no existe modo real para cuantificar o cualificar el amor ni en santiagueros ni cubanos ni habitante alguno del mundo. Así, cada quien ama a su manera, esté en los polos o en el ecuador; en el centro de Manhattan o en el corazón de la Amazonia ; en las cálidas praderas de África o en la inexpugnable y congelada taigá siberiana.

Pero ajustada a sus características y tradiciones, la población de este territorio ubicado en la franja sur oriental de Cuba, que en julio de 2015 cumplirá medio milenio de fundado, sí tiene una inclinación manifiesta por el amor, aseveración sustentada en singularidades y tradiciones de sus habitantes.

Aquí se percibe con especial intensidad el amor por la tierra natal; igual ocurre con el amor por la amistad y por la Patria , que adquieren connotación especial para el santiaguero; también, quizás por el hecho climatológico, aparentemente es más cálido el amor por la pareja. Todo lo precedente permite, aunque sea subjetivamente, calificar a Santiago de Cuba como una ciudad de enamorados.

Así, el Parque Céspedes, de entre los sitios más bellos de esta provincia de más de un millón de habitantes, acogerá mañana el espectáculo musical del día 14, bajo el título Enamorados, dirigido artísticamente por el Lic. William Ortiz Domínguez.

En el "Céspedes", la celebración tendrá tres momentos: primero, desde las 19:00 hasta las 20:00 horas, con música romántica de ambiente; desde las 20:00 horas hasta las 22:00 horas, desfile del talento artístico, y luego, hasta las 23:00 horas, de nuevo música romántica de ambiente.

La escenografía de Daniel Marzabal complementará las actuaciones de los solistas Maritza Bayard, Yoel Leyva, Maryuris González, María Julia Carcasés, Yunier Puente, Rosalía Gómez, Yelina Lafargue, Evelín Dupuig, el grupo Vocal Divas, Vocal Decisión, y Orbe Barriel Mesa.

A los intérpretes se sumarán los actores Agustín Salas, Consuelo Duany, Yamilé Coureaux, Elio Salas, actores de la agencia EPRA, los grupos de modas Andante y Distinto, para cerrar con la orquesta Chepín Chovén, que celebra ya sus 80 años.

Ado Sanz y Leticia Rodríguez se ocuparán de la conducción de "Enamorados".

En el resto de los municipios de la provincia, las direcciones de Cultura conjuntamente con otras instituciones y organismos, desarrollarán actividades similares a las del Parque Céspedes, debido a la popularidad de esta celebración tan antigua que algunos la sitúan en el Imperio Romano, en el año 270 de nuestra era, cuando ejercía en Roma un clérigo de nombre San Valentín.

Y como cada Imperio ha tenido su loco, a Claudio II se le ocurrió prohibir, además del Cristianismo casarse a los jóvenes y vivir en matrimonio, para alistarlos mejor para la guerra. Valentín se opuso a medida tan injusta y en secreto casaba a las parejas por la Iglesia.

Claudio, enterado, procuró a Valentín y poco faltó para que este convirtiera al Emperador a la religión cristiana, pero Calpurnio, gobernador de Roma, se encargó de disuadir al jerarca y logró encarcelar y condenar a muerte a San Valentín.

Cuenta la leyenda que uno de los carceleros, Asterio, padre de una hija ciega, pidió a Valentín una muestra de su santidad y este le devolvió la visión a la muchacha. En pago, Asterio se convirtió al cristianismo pero no pudo evitar la ejecución del Santo, ocurrida el 14 de febrero.

Los restos mortales de San Valentín se conservan en la Basílica que lleva su nombre en la ciudad de Terni, Italia, y cada 14 de febrero allí se oficializan los compromisos que resultarán matrimonios al año siguiente. Al lado de la tumba, dicen, fue sembrado un almendro, árbol que simboliza el amor y la amistad eternos.

Pero los romanos ya tenían un festejo de significación similar. Y en honor al Dios Lupercus y en busca de la fertilidad, cuando salían de una gruta llamada Lupercal donde sacrificaban animales, a cuantas mujeres se encontraban a su paso la azotaban, convencidos que así lograrían la gracia divina de la fertilidad. Cosa de locos como su Emperador, hasta que en 496 de nuestra era, el Papa Gelasio nombró a San Valentín sustituto cristiano del Dios pagano Lupercus.

Proliferaron desde entonces diversas tradiciones, casi siempre vinculadas al finado San Valentín: en la Inglaterra y Francia de los siglos XVII y XVIII, , entre los enamorados nació la costumbre alrededor del 14 de febrero, de intercambiar regalos y textos de amor; en USA, a principios del XVIII, con los adelantos de la imprenta y al bajar los precios del correo, se propició el envío de saludos; en Japón, los enamorados van hasta el monte Fuji a tañer tres veces la Campana del Amor; en Corea, los novios, amigos y compañeros de labor reciben chocolate de las chicas, y un mes después corresponden al gesto; en Brasil engalanan las vías; en México, Argentina y Chile "suben la parada": globos, bombones, misivas de amor, lencería; en Inglaterra, los niños le cantan a las parejas y estas le obsequian confituras, juguetes... o dinero; en Dinamarca, la persona más querida recibe flores blancas prensadas, y además, los hombres envían cartas jocosas a las mujeres pero la firma es un punto por cada letra del nombre del remitente. Si la muchacha acierta a descubrir su Valentín, este le obsequiará un huevo de Pascua.

¿Y las cubanas y cubanos? Aquí sobran iniciativas: siempre flores y postales, y sorpresas mutuas: una invitación a salir del tedio hogareño; el almuerzo esmeradamente elaborado; un perfume o pieza de vestir; los dulces decorados; un bolso bien habilitado en los Mercados Ideales... Lo que sí jamás faltará ese 14 de Febrero, es el cariño entrañable hacia la persona querida. Así es el San Valentín santiaguero... quizás el más original del mundo.

AddThis Social Bookmark Button

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar