Santiago de Cuba,

2 de diciembre de 1956: Desembarco del Granma y Día de las Fuerzas Armadas Revolucionarias cubanas

02 December 2022 Escrito por 

"Puedo informarles con toda responsabilidad que en el año 1956 seremos libres o seremos mártires. Esta lucha comenzó para nosotros el 10 de marzo, dura ya casi cuatro años y terminará con el último día de la dictadura o el último día nuestro".

Esas palabras pronunciadas por el joven revolucionario Fidel Castro el 20 de octubre de 1955, en la ciudad de New York, ante unos 800 cubanos que allí vivían, obligados a salir de su país por la precaria situación económica y la persecución política de la tiranía batistiana, eran el preludio de la expedición del yate Granma, que llegaría a Cuba el 2 de diciembre de 1956, para reiniciar la lucha armada. Fidel se encontraba en México, hacia donde había partido el 7 de julio de 1955, luego de haber sido amnistiado el 15 de mayo de igual año, cuando cumplía condena de 15 años de prisión por los hechos del asalto a los cuarteles Moncada, en Santiago de Cuba y Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo, el 26 de julio de 1953.

Su presencia en los Estados Unidos tuvo como objetivo la recaudación de fondos y la propaganda revolucionaria, a la vez que una labor unitaria en torno al Movimiento Revolucionario 26 de Julio. Sobre ese aspecto escribiría en noviembre de 1955 Juan Manuel Márquez, quien sería después el segundo al mando de la expedición: "En New York el recibimiento que le hicieron a Fidel fue emocionante por lo multitudinario y lo sincero. Y el acto del Palm Garden colmó más allá de lo que nosotros pensábamos nuestras esperanzas. Por lo pronto se logró en torno al 26 de Julio, la unidad de grupos que habían sido irreconciliables (...).

Así, con fondos recogidos entre personas humildes y de los propios integrantes de la naciente organización revolucionaria, se recogieron centavo a centavo los fondos para preparar la expedición del Granma, incluyendo la compra de armas y del propio yate.

Durante el exilio en México hubo que enfrentar encarcelamientos, privaciones y organizar y adiestrar a los futuros combatientes en medio de las más difíciles condiciones.

Pero el 25 de noviembre de 1956, el Yate Granma saldría hacia Cuba, con 82 expedicionarios a bordo, encabezados por Fidel Castro. El Estado Mayor estaba integrado por Fidel como Comandante en Jefe y dos Jefes de Estado Mayor: los capitanes Juan Manuel Márquez -segundo al mando- y Faustino Pérez. El Che, con grados de teniente, vendría en la expedición como Jefe de Sanidad, mientras que los tres pelotones formados estaban bajo el mando de los capitanes José Smith Comas (Vanguardia), Juan Almeida Bosque (Centro) y Raúl Castro Ruz (Retaguardia).

El desembarco se produjo en las primeras horas de la mañana del 2 de diciembre, en un lugar conocido como Los Cayuelos, cercano a Playa Las Coloradas, en Niquero, otrora provincia de Oriente.

Los expedicionarios desembarcaron en condiciones muy difíciles, entre mangles, ciénaga y yerba de cortadera, por donde tuvieron que transitar con sus mochilas y armas hasta llegar a tierra firme.

Así comenzaron a avanzar buscando internarse en las montañas de la Sierra Maestra. Pero tres días después, el 5 de diciembre, fueron sorprendidos en el lugar conocido como Alegría de Pío. Por tierra, el fuego de los fusiles enemigos; por el aire, los bombardeos y ametrallamientos de la aviación. Es el día en que surge un grito de guerra que, a 66 años de haberse producido, es enarbolado hoy por todo el pueblo: ¡Aquí no se rinde nadie! La exclamación salió de la garganta de Juan Almeida Bosque, como respuesta a la conminación enemiga de rendirse. Los expedicionarios del Granma tendrían ese día su bautizo de fuego.

Durante ese aciago día, tres expedicionarios cayeron en combate.

Vendría entonces la dispersión en varios grupos, la tenaz persecución y los asesinatos. Hasta el día 16 de ese mes, 21 combatientes revolucionarios habían perdido la vida, 18 de ellos asesinados luego de ser hechos prisioneros.

Pero el Movimiento Revolucionario 26 de Julio había preparado condiciones en esa costa sur oriental para auxiliar a los expedicionarios. Las figuras de Frank País y Celia Sánchez Manduley fueron clave en la labor de búsqueda, localización, rescate y salvamento de los combatientes dispersos.

Entre los campesinos, formaban parte de los grupos Crescencio Pérez Montano y Guillermo García Frías. El primero, ya fallecido, ganó el grado de Comandante del Ejército Rebelde; el segundo obtuvo también ese grado durante la guerra y es hoy Comandante de la Revolución.

El 18 de diciembre de 1956, a 16 días del desembarco, con la ayuda de estos grupos, se produce en un lugar llamado Cinco Palmas, el reencuentro entre Fidel Castro y Raúl Castro. Es la ocasión en que el jefe de la Revolución, al comprobar que están juntos ocho hombres con siete armas, exclama: ¡Ahora sí ganamos la guerra! A partir de entonces, con una veintena de expedicionarios que se reincorporaron, más la temprana incorporación de campesinos y obreros a la guerrilla, el naciente Ejército Rebelde pone proa hacia la Sierra Maestra y comienza una lucha que haría realidad la predicción de Fidel de no cesar hasta derrocar al tirano.

Como homenaje a ese día glorioso del 2 de diciembre de 1956, la fecha señala el Día de las Fuerzas Armadas Revolucionarias cubanas, bastión hoy en la defensa de la Patria. Día en que todo nuestro pueblo les rinde homenaje a todos los combatientes que siguen vistiendo el uniforme verde olivo estrenado en Santiago de Cuba el 30 de noviembre de ese mismo año por los combatientes clandestinos bajo el mando de Frank País para secundar el desembarco.

En Cuba es una realidad que el ejército es el pueblo y el pueblo es el ejército. Por eso este día es de júbilo popular, ocasión para estrechar con más fuerza esos lazos indisolubles, con el orgullo de  contar con el legado de Fidel y la presencia física de Raúl, sus principales fundadores.

  • Compartir:
0 Comment 467 Views
Orlando Guevara Núñez

Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Escribir un Comentario

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree