Santiago de Cuba,

Especiales

“Ella es de esos hombres y mujeres imprescindibles”, fueron las palabras -junto a otras de merecido reconocimiento y los aplausos- que retumbaron en la sede Julio Antonio Mella de la Universidad de Oriente de Santiago de Cuba, al conferir el premio provincial por la Obra de la Vida Mariano Corona Ferrer, en el contexto del 61 Aniversario de la Unión de Periodistas de Cuba (Upec).

Daniel tiene 9 tatuajes, entre ellos una "manga" que le cubre todo el brazo, la cual contabiliza como si fuera uno solo, fue lo primero que se hizo recién cumplido los 20 años, luego llegaron sesiones de tinta que desembocaron en los 8 restantes.

Mi historia es bastante difícil, quería ser aviador, pero mi familia no tenía el dinero en los albores de los años cuarenta, entonces, me hice enfermero, y aunque me pagaron mal, al menos pude adquirir algunos conocimientos de psiquiatría que luego me salvaron la vida sin saber que un día, tuviera que decidir entre vivir como un loco o morir de un tiro por un batistiano.

Juro que después de haberla entrevistado le admiro mucho más, llegué conociendo que era de esas trabajadoras todoterreno; a quien no hay que decirle las cosas dos veces, la que nunca tiene como respuesta un No puedo, la que es ejemplo de disciplina y amor al trabajo.

Haciendo un poco de historia sabemos que los Faros en cualquier parte del país siempre han despertado la curiosidad de muchos, por su construcción, historia, leyendas y funciones, sirviendo como guía a la navegación marítima.

Juego sucio

Con cartas bajo la manga juega el gobierno de Estados Unidos contra Cuba en la llamada Guerra de cuarta generación, mientras la atención de pueblo y sus líderes se concentra en contrarrestar
campañas difamatorias en redes sociales, pasan a otra fase del moderno conflicto bélico, o al menos creen poder hacerlo.

Por estos días dan mucho de qué hablar en las redes sociales digitales, buzos que se dedican a la limpieza del fondo marino en la playa Siboney de Santiago de Cuba. Sin embargo, no es la primera vez que estos muchachos desempeñan esta labor.

Idelma conoce el “Oncológico” como la palma de su mano. Entre esas paredes ha tejido buena parte de su historia.

“Mi niño, de 14 años, presenta una condición llamada agenesia del cuerpo calloso, con complicaciones como parálisis cerebral y encefalopatía, lo que le impide caminar y hablar, solo gorjea.

A mi papá los años ya se le sienten en el cuerpo. Y por supuesto que hace lo que muchos a su edad: arrastra el caminar, mira con nostalgia su pasado, pregunta una y otra vez lo mismo, le cuesta entender cómo funcionan los celulares, se sorprende con los precios… Y yo en silencio lo miro y con el pecho apretado me siento bendecida por vivir junto a él esta etapa en la que me convierto en su memoria, su bastón, su consejera.

Page 1 of 32
We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree